bienvenido a mi casa

miércoles, 30 de abril de 2008



Cuando vienes a mi casa
se iluminan sus ventanas
rayos de tu sol la penetran
empapan la tristeza
vivifican a las cosas
los libros bailan caótico vals
las flores marchitas adquieren esperanzadas tonalidades,
sobre la chimenea
rostros sepias me miran con ojos risueños
y en la cocina
cacharros relucientes hartos de no trabajar
forman una orquesta de mágica percusión
cuando vienes a mi casa
mis vecinos no se quejan
y se unen en un coro de risas desafinadas,
las paredes cambian de color a tu paso
las desportilladas baldosas del suelo no gimen
y forman un cielo estrellado de motas de polvo
que tililean impacientes
esperando tu límpida mirada
cuando vienes a mi casa
mi Alma calla
porque en esa algarabía
es la única manera
de darte la bienvenida

© 2007 Alma

4 hablaron con Alma:

Juanjo dijo...

Y cuando vengo a tu casa me siento como en la mía, saboreo el café que preparas, y te escucho porque vengo a eso.

Un beso-

Esther dijo...

Hola Alma!

me estreno como comentariste en tu nueva casa, espero q el traslado no haya sido muy farragoso :)

No sabía q tu nombre encerraba tanta historia, yo me lo había tomado como un místico pseudónimo, jaja, asi q, fijate, nada q ver!!

Pasare en breve

Muaaack

P.D. Mil gracias por tus visitas. Re-muuacck

Marisol dijo...

Qué viva la mudanza! Te ha salido una linda página. Felicitaciones!

Juan 43 dijo...

Te recuerdo en este poema.
Y te siento cerca en él.
Y espero seguir viniendo a tu casa,
a todas tus casas.

Un besazo mi Señora Reina.

¡ Salud !

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa