palabras náufragas

jueves, 9 de octubre de 2008





la palabra naufraga en mi boca
la palabra miedo no es lo mismo que el mismo miedo
aunque la mastiques con tus dientes
y la expulses con el aire
el miedo no desaparece
la palabra amor no es lo mismo que el mismo amor
pero pienso atraparla con mi lengua
y absorberla con un suspiro
para que el amor aparezca




en mi voz






© 2008 Alma

23 hablaron con Alma:

gorocca dijo...

La palabra miedo no es sino la anestesia del cerebro, no dejes que solape la segunda, el amor por encima de todos los obstáculos, concreta y precisa, concisa!
Un fuerte abrazo!

Juan 43 dijo...

Que la palabra amor te aparezca desde la lengua hasta el más íntimo de los rincones de tu cuerpo.
Que le palabra amor se te haga carne y habite en tus entrañas, se te deshagan todos los besos deseados y se forme con ellos el compañero que sin esperarlo, muy gratamente, se te aparezca.

Que la palabra miedo se vaya a la mierda. que no agreda ni uno más de tus segundos y que cuando la realidad aparezca se haya quedado en inoportuna, pero simple, anécdota.

Espero la resolución de todas tus palabras. Adorada reina.

¡ Salud !

Juan 43 dijo...

Ni que decir tiene que tu voz me gusta, me agrada, me completa enormente tus versos. Hoy me emociona porque le pongo cara, gesto y disposición.

En cuanto al banner, habrá que seguir experimentando. Tú puedes mejorarlo, vamos si puedes. Te mando el reto.

Te beso otro par de veces.

¡ Salud !

Juanjo dijo...

¿Y la palabra alma? ¿es en sí diferente al alma, o son la misma cosa la palabra y su significado? Algo tan intangible como el alma parece imposible retenerla en las cuatro paredes que forman una palabra.
Sin embargo, yo aspiro a retener, si cabe, un Alma, hasta que se termine el último trago de aguardiente.

Besos.

jlg dijo...

Dijo un grande llamado Maynars James Keenan "No ay amor en el miedo".

Creo que nos rodea mucho eso, pero miedo a qué?, solo temo en no hacerla reír algun día, que se le apague los ojos cuando me mire o que no sepa como apoyarla cuando lo necesite, pero miedo al mismo miedo es algo que creo no sentir.

Un abrazo fuerte Alma y cuento contigo entonces para lo de Alfonsina, estoy atrasado como cuento en el blog pero empezare pronto.

jlg

La Sombra De Mis Recuerdos dijo...

Yo sí creo que la palabra amor puede estar muchas veces unida a la palabra miedo.Hay momentos en que amas con tanta intensidad que llegas a sentir miedo de tanta felicidad. Bendito amor y bendito miedo.
Un beso

amoroso dijo...

alma: prefiero no sumar palabras a las tuyas. Te leo, te escucho, me callo.

c de p dijo...

soy yo, el mismo pan de cada día...

Jesu dijo...

Las palabras y las cosas. Muchas interpretaciones. Yo elijo la que más me gusta, la filosófica.

Realmente las palabras no son nada, sólo símbolos de conceptos. Y los conceptos no son mucho, simples invenciones de nuestras neuronas. Quedan las cosas, lo que ocurre, lo que sucede y sobre todo, lo que nos conmueve. Es la única verdad, lo que nos conmueve.

Dedicarnos a ello, a lo importante, es la mejor misión. Si no imposible, sí apasionante.

Besos, fiel visitante.

Maduixeta dijo...

Precioso, Alma, precioso.

Quizá porque has empezado con el miedo, harto conocido por mi, y has sentenciado con el amor... que a mi se me mezclan ambos conceptos y ya te digo que no siempre sale sabroso el cocktail ;)

Un beso de buenas noches, voy a ver lo que te debo, que hace mucho que no me paseo jeje.

Marta dijo...

Las palabras al igual que el amor hay entreabrir los labios, tomar aire y dejarlo ir, absorberlo sería mutilarlo quitándole la libertad para aparecer en el momento menos oportuno y cuando ya no lo echamos de menos.

Petonet

Raúl dijo...

Hoy naufraga en mis mares, la palabras "cansadisimo".

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Las palabras con demasiada frecuencia se quedan cortas para describir lo que sentimos, a veces recurrimos a expresar nuestro inconformismo, nos hacen falta nuevas palabras. Para expresar lo que no podemos explicar con toda su fuerza, recurrimos a músicas e imágenes, al arte.
El arte nace para terminar de expresarnos, y con frecuencia lo usamos para terminar, para rubicrar nuestras frágiles palabras.
Un beso, dos
Aire

Liver dijo...

A veces lo bello es breve pero no por eso menos asombroso...
Me encanto este pequeño poema y sobre todo lo bien que le queda tu voz al mismo....

Besos

jlg dijo...

Como siempre igo, hay que apreder de las mitologias, ellos iban igual pese a que saben lso finales, yo tambien se como terminan las cosas, pero voy igual!

=), gracias Alma, un abrazo!

jlg

Penélope dijo...

Amor y miedo.
Jamás esas dos palabras formarán parte de una misma frase salida de mis labios.
Y qué pena tener sólo la palabra "amor" y no el amor para poder atraparlo con un suspiro...
La palabra es nada, nada, nada.
La palabra es el deseo, sólo el deseo de lo que significa...

"Y necesito de tabla tu amor para asirme a ella en mi tempestad..."
(Mägo de Oz)
Y no naufragar...

Un besito verde, verde, verde, y que malinterprete quien quiera.
:D
De cuatro hojas, siempre!


P

Raúl dijo...

Ni hay dos personas que huelan igual, ni las mismas palabras pronunciadas por uno o por otro, resuenan con el mismo ímpetu o la misma intención en quien las recibe.

Єѕтησм dijo...

Las palabras que dices, tus palabras, saben nadar todos los estilos.
Un beso.

Anónimo dijo...

jejeje muy bien visto, me ha gustado, si señora, me ha gustado voy a releerlo otra vez.

un abrazote

-Jordi-

Raúl dijo...

Desde hace unos pocos minutos, navega por mi boca, deteniéndose en los meandros de mi alma, mi frase preferida, cada vez que a ti me dirijo: Te quiero.

Jueves 16/10/08, 19.00 h.

Mistral dijo...

Sencillamente increible y con tu voz...aún más.
Miles de palabras dentro de una " Amor"
Saludos

Anónimo dijo...

Nose que decis, pues necio quien dice saber, lo que os quiso hacer sentir con sus bellas palabras, sin estar nadie a su lado.

lopillas dijo...

...y qué arte el tuyo para hilar palabras
(voy ahora mismo a echar un vistazo a ese blog tuyo de la vanguardia) Besitos

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa