oda a la berenjena

miércoles, 11 de febrero de 2009




viniste desde un recóndito huerto
mercadeaste con zanahorias
ofreciéndote en cesta de mimbre,
has sido pesada en balanza pequeña
vendida en solitario como una reina,
disfraz de Nazareno es tu piel
y al desnudar tu cárdeno cuerpo
amanece tu blanca carne
que deposito sobre un aceitoso lecho
con tu séquito de calabacines
que forman contigo un ejército invencible
que será vencido en mi boca
disuelto en mi boca
digerido
transformado en sangre
vivido


ilustración de Píndal



en mi voz


© 2009 Alma

32 hablaron con Alma:

Adolfo Payés dijo...

Hermoso poema , acaricia mi alma tu post..

saludos fraternos con mucho cariño

Jesu dijo...

Cuando llegas aquí es como si entraras en un pequeño teatro del mundo donde alguien explica las cosas como son de verdad, despacito, de manera bonita. Nada parece importar más que éso. Me gusta, me gusta, me gusta. Besos!

Cardenal Farenas dijo...

Pero qué belleza Alma!! Cómo le haces para escribir tantas cosas lindas de una "simple" berenjena?

Es admirable (y envidiable) esa musa que llevas por dentro. genial!! Me regreso encantado y derecho al mercado para comprarme unas cuantas.

Esta noche voy a saborear este poema

Bendiciones culinarias

jimeneydas dijo...

Gracias, Alma, por el haiku que aportaste en mi rincón :) Ahora me encuentro con ésta bella Oda a la Berenjena, (molida como la hacen los árabes para mí, por favor)

Gó dijo...

Desde el deierto,no traigo más que cocos,pero me he fascinado leyendo la oda a la berenjena.Es increibe,poder sacar arte de un alimento ,por cierto muy rico.
Besucos de sol y dunas

LuNa... dijo...

Me ha encantado sentir tu alma...
en estas palabras
Alma blanca....
Un saludo
LuNa

Raúl dijo...

En una de mis películas españolas preferidas, de la que en alguna ocasión ya te he hablado, un labrador, sentado en su bancal al final de la ardua jornada, le suelta un emotivo discurso a una calabaza. Me has recordado a ella. Y sonrío emocionado.

Pd.- La peli, si no la adivinas, ya me la preguntarás.

SHEREZADE dijo...

LINDAS PALABRAS A UNA BERENJENA.
TIENES UN TALENTO QUE REBOSA POR TUS POROS.
BESOS.
SHEREZADE.

Penélope dijo...

Ohhhhhh, fritita, con calabacines!
Me gusta, me gusta mucho!
Y es que sólo de leerte dan ganitas de comértela, a ella y a ti, jajaja!

No quiero ni pensar el día en que hagas una oda a la nocilla...Entonces ya me desmayaré y todo :D

Si la berenjena te oyera...estaría a tus pies....bueno, a tu estómago!
xD!


Un besito


P

BELMAR dijo...

se agradecen
-y disfrutan -
los versos...

Marisol dijo...

Esta berenjena no es para comérsela, sino para mimarla con tus palabras.
Recibe muchos saludos berlineses.

Jordi dijo...

muy original Alma, sólo por eso ya merece la pena leerlo ¡cuesta tanto encontrar algo diferente!

un abrazo.

www.aitorarber.spaces.live.com dijo...

Me gustó. El poema tiene una voz invisible

www.aitorarber.spaces.live.com

cacho de pan dijo...

soy el catorce, lo prefiero

apetitoso plato, estimada alma

Aire dijo...

curioso..nadie diría que una berenjena puede ser poética. Besos del Aire

Gorocca dijo...

Qué exquisito manjar presentas tan virtuosamente Alma, la verdad es que eres un placer para los sentidos.

Besos!

Juan 43 dijo...

Hermosa manera de hacerle la pelota a una pobre berenjena, minutos antes de ser engullida por una Reina.
AL menos le queda la dicha de ser demolida por tan Real estómago.
Je, je.
Besazos mi reina.

¡ Salud !

Antiqva dijo...

Pues freir berengenas, sin que se "empaparruchen", no deja de ser un arte...

Bellisima idea esa de consagrar un poema a esos "elementales" seres que siempre estan tan olvidados.

Un abrazo, amiga

Akiha Tohno dijo...

hola...

simplemente hermoso, me gusto mucho, al igual que tu blog.
Espero que estes bien

saludos

Juanjo dijo...

He pasado toda la vida escuchando que las berenjenas ya no saben como las de antes, pero éstas, apuesto, tienen el sabor impregnado de mil siglos, cuando las berenjenas eran aquel ejército invencible del que hablas.

Besos.

Aaron dijo...

Además de ser un excelente diurético, baja en calorías y un recomendable antioxidante, es poesía... interesante.

PD: Problemas blogueros solucionados. Pensé en avisarte del cambio, pero tu Alma es más rápida.Sonrio.

PD2:simplemente he creado un nuevo blog ( igual al anterior), pero con la dirección cambiada; http ://witz-willkur.blogspot.com/

un gran abrazo.

Monotributo dijo...

a tu pedir MIMOSONA...el 31 de febrero estare junto a vosotras..aprovecha en que se tome el piro el dormido (ese que llamas mi hombre), pues he detectado que en el planeta tierra son todos invertidos..ya que cuando me ven dicen ..PAPUCHO que fuerte que estas... y YO les contesto segui participando...y yaaa el genio es decir YO os ofrece que al llegar calmara todas sus angustias ..pesares ...etc...aguantad BOMBON que ya te parto PLAFFF

Sandra S dijo...

Hay que ser muy poeta para cantarle a una berenjena!! Genial Alma!!

Abrazotes lejos de la cocina!!

Liver dijo...

Uhhh no se pueden leer estas cosas antes de la cena... por favor que hambre me entró, pero... ahora casi me da penita comerme una de ellas...
Besos

Nikté dijo...

en la casa primera donde era niña, coloqué una pegatina en uno de los azulejos blancos de la cocina y era una berenjena, una muy parecida a esta, si no esta, hace tanto tiempo ya, que solo tengo un timido recuerdo.

Eso es lo que me has traído a la memoria.

Un besote

cacho de pan dijo...

Amor, amor, amor...feliz día!

Soledad dijo...

Poema para deleitar los sentidos y el paladar incluso la vida que de ella se nos da,hermoso y bello poema.
Besos.
Soledad.
Desde Un lugar de sueños y letras.

Soledad.B dijo...

Me reitero en mi opinion genial para los sentidos y el paladar y para los iodos que escuchan tu voz recitando este hermoso poema.
Un beso.
Soledad.

Joe dijo...

Cualquier durazno se podria rojo como un tomate de saber que alguna vez alguien le pueda regalar semanjentes palabras, o bien cualquier fruta u hortaliza.

Un abrazo!

jlg

- YOGUR - dijo...

Acabo de ir hace un ratillo a visitar un blog de recetas de cocina y ahora vengo a verte a ti y me sorprendes con esta maravilla.

Qué hambre que tengo ahora, leñe! XD

Te dejo besOs dulces y salados, los que prefieras para la próxima delicatessen ;P

ANRO dijo...

Esto que has escrito y recitado demuestra que en todo lo que nos rodea hay poesía.
Pero es cierto que la berenjena en sí tiene un aura especial "tu cárdeno cuerpo"..."amanece tu blanca carne" es cierto. Ese maravilloso contraste de colores hace a este fruto muy especial. Ya te contaré, porque has dado en el clavo.
Un abrazote.

Una física en la cocina dijo...

Qué bonito! Con permiso, pongo un enlace al poema en mi blog.

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa