porfía en vano la libélula

domingo, 7 de junio de 2009







La libélula
intenta en vano posarse
sobre una brizna de hierba

Matsuo Bashô




la observo
testaruda intenta en vano posarse
sobre una brizna de hierba
que se mueve al compás
del aire que respiras
sin embargo yo podría
posarme en el filo de tu sonrisa
y hacer equilibrios en tu omóplato
si quemara las naves de mi miedo
y contuviera el aliento
aquél que mueve la hierba
para que la libélula no se pose




en mi voz



© 2009 Alma

38 hablaron con Alma:

Josep dijo...

El miedo del primer beso es el miedo al rechazo; tomemos ejemplo de la sabia libélula que no ceja en su empeño y ayudémosla con un ósculo decidido.

Bella imagen, como bella es la cabecera de hoy.

Una abraçada.

Neogeminis dijo...

Ojalá la pobre no desista en su intento...mientras más nos cuesta alcanzar las metas es cuando más valoramos lo conseguido.
No veo la imagen, es una lástima.

Saludos!

Adolfo Payés dijo...

siempre es un gusto leerte.

te dejo mis saludos fraternos
un abrazo



que tengas una semana maravillosa

Lala dijo...

La libélula no sabe si lo conseguirá o no. Pero ella no se rinde, no sabe de miedos, no calcula las posibilidades, se lanza en mil intentos antes de desistir quizás por cansancio.
Deberíamos parecernos más a ellas.
Si así fuera, nos podríamos posar incluso en el filo de lo imposible.


Un beso y precioso regalo ese banner :D


Lala

Dana Andrews dijo...

Me ha encantado lo de "quemar las naves de mi miedo". Pero, en fin, al igual que la libélula lo seguiremos intentando. Lucharemos con ese aire.

Luis dijo...

Una hermosa pieza de Haikai impregnada con la magia del budismo zen, algo panteista y romántica al mismo tiempo, debe ser espectacular escucharla en japonés pero igual tu voz en español le da un "sabor" especial.
Seguirás siendo el dulce aperitivo de mi blog
Saludos, unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

bARE-eYED sUN dijo...

Gracias Alma,

de nuevo agradezco oir tu voz. :-)
.
..
.Guillermo Mango Bajito
..
.ero

Amaia dijo...

Quemar las naves es una opción Alma,puesto que el miedo es libre y unipersonal, a mí por ejemplo me da miedo tener miedo porque eso me induce a pensar que algo no va bien.
Un placer pasar y un abrazo!

Gó dijo...

Es tan preciosa la poesía y su interior¡¡
Siempre el miedo aniquila todo valor positivo.EL amor,la brizna donde se posa la libélula.
Pero ahí que el deseo de amar,lo puede todo.
Hasta posarte en el filo de su sonrisa haciendo hueco a la libélula.
Besucos y gracias por todo,ALma

Eusebia Florestán dijo...

Qué hermoso! "Yo podría posarme en el filo de tu sonrisa..."

Un placer, Alma.
Eusebia.

39escalones dijo...

Probablemente, a la libélula le da igual si la rechazan. A los besos, no.
Saludos.

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Mi querida amiga del ALMA
Yo también me poso en el filo de tu sonrisa.
¿Y sabes? Se está francamente bien.
Como una libélula.

Mil besazos

Flx dijo...

bella sorpresa el descubrir que finalmente es tu aliento el aire que respira el otro, y que ese vínculo es el que mueve la hierba, como un motor que sopla pese al miedo, pese a las cosas que quedan en el aire.

Francisco Machuca dijo...

El delicado equilibrio
de una sonrisa,
la brisa que transmite
las alas de una libélula,
se perfila en la hierba
de tu boca,y
por la comisura de tus labios
cantas el poema,
porfía en vano el miedo.

Besos.

De cenizas dijo...

Una auténtica joya!! Cada imagen es una piedra preciosa...


besos

Elena dijo...

Causa-efecto. Una ley universal.
Un beso.

Aire dijo...

Soberbio es tu poema, te felicito Alma, es precioso.
Ojalá pudieramos quemar cada uno de los miedos..te imaginas como seríamos entonces? Pareceríamos más limipios? cómo será nuestra mirada y nuestros gestos?
Un beso
Aire

Isabel Romana dijo...

¡Genial! Has retratado maravillosamente bien cómo los miedos nos alejan de aquello que deseamos (y tememos). Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

jotabede1 dijo...

Leo y escucho, escucho y leo tu voz poesía. Imagino el aleteo leve sonando en el mediodia de tu sonrisa suave... ¡Me gusta tu poema!

Raúl dijo...

Alguien me robó la idea de la causa y el efecto. Nuestro miedo, mueve briznas.
Muy bueno, Alma mía.

Sany dijo...

A veces conseguimos lo imposible, y otras veces no logramos lo evidente.
La libélula quizás no comprenda, pero nosotros podemos echarle una mano, o una ala, o una patita...
Un beso Alma!

jordim dijo...

el miedo al rechazo y al fracaso nos mantienen vivos.

Hank dijo...

Sólo hay un verso que habla de miedo, el resto descifra un poder delicado y exquisito.

¿Por qué puede tanto ese verso, tanto que es casi lo único que se ve?

Liver dijo...

Perseverante ella, seguro que lo consigue si no en esa brizna, hallará otra... lo peor sería obcecarse en una sola, cuando puede haber otras...

Del otro tema Alma, si hablamos de unos pocos, todos diremos lo mismo, que no nos lo merecemos, pero en este país hay millones de personas y los números cantan por si solos, la gran mayoria de la cual no podemos pasar ni ignorar, si se merece lo que hay, porque no ha hecho ni siquiera el intento de mejorarlo o cambiarlo, eso es lo que quiero decir.

Besos

PEGASA dijo...

Simplemente mejor me doy un punto en la boca, porque hoy por hoy no soy la persona más indicada para hablar de amores ni de metas conseguidas.

manuespada dijo...

Ey, bonita voz, es difícil dar el tono adecuado a la hora de leer poemas sin caer en la sobreactuación, algo que desvirtúa el texto hasta hacerlo cómico, pero en tu caso le das una buena cadencia.

Ricardo Guadalupe dijo...

Alma, me fascinó el poema, y la descripción de ese trazado tan parecido al que hace un boomerang por el que tan a menudo somos víctimas de nuestras propias acciones.

Gracias por tu voz y por tu vuelo.

Francisco Ortiz dijo...

Es toda una experiencia leerlo y oírlo en tu voz. Es una doble y gratificante exeriencia.

iliamehoy dijo...

Palabras tan bellas, a buen seguro que no nacen del miedo.... Un delicioso recorrido por un mar de de buenas intenciones.
Una sonrisa aplauso

Juanjo dijo...

Me pregunto yo si no es mejor ese movimiento de aproximación, ese baile, acercarse y rozar; más que la fría estabilidad de posar sobre lo quieto.
Prefiero, en cualquier caso, que sólo contengas el aliento a veces, y otras, que lo sueltes a grandes oleadas como durante una agradable conversación entre amigos.

Besos.

Єѕтnoм dijo...

Aplausos, niña, una gozada leerte.

Besos.

malena dijo...

Guau alma, precioso blog.
Me encanta tu poesía, volveré para leerte.
un saludo

Maribel dijo...

Que maravilla de poesía, escribes copn mucha dulzura.
Me encantan las ilustraciones también.

Saludos,

Maribel

Marisol dijo...

Hermoso tu texto. Hay momentos donde es bueno ser terco...nada nos lo regalan en bandeja de plata.

¿Sabías que la líbelula en realidad se llama Anisóptera? Esta palabra proviene del griego: "anisos" significa "desigual" y "pteros" significa "alas".

Te mando un saludo alado.

Jordi dijo...

¿podrás?

¿arriesgarás tu vida por la libélula?

Pablo dijo...

me encatan las libélulas y mucho más la palabra que las representa, su sonoridad. Yo la voté como una de las palabras que más me gustaban del español...
un beso!
Pablo.

Enrique Sabaté dijo...

En tu voz suenan muy bellas-

Anónimo dijo...

la lubelula es una natursleza muy muy apresiada

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa