Mi nombre es Ring Lardner Jr.

lunes, 27 de julio de 2009




Transcurría el año 1942 cuando gané un Oscar por “La mujer del año”, había escrito una comedia llena de encanto, una lucha de sexos divertida entre Spencer y Katherine. Estaba eufórico, mi carrera como guionista no había hecho más que empezar, pero no tardó en crearse el Comité de Actividades Antinorteamericanas y el mundo tal como lo conocía empezó a derrumbarse. Era “vox populi” que mi hermano había caido en la Sierra de Pàndols, quizás el último americano muerto en la guerra civil española y que yo mismo había colaborado recaudando fondos para las Brigadas Internacionales, pero hasta el momento mi activismo político no me había impedido trabajar en los estudios 20th Century Fox como guionista de plantilla. Cuando fui a declarar me negué a contestar nada, era mi derecho y lo ejercí como habían hecho otros, pero también como les había ocurrido a los otros, cumplí un año de cárcel y fui despedido de los estudios a los que demandé sin ningún resultado. Volví a escribir si, pero utilizando seudónimos o sin aparecer en los créditos como un total desconocido, hasta que alguien me permitió volver a ser yo mismo y pude ganar otro Oscar en el año 1970 por M.A.S.H.
Mi nombre es Ring Lardner Jr. pero hubo un largo tiempo en que no lo fue.











Ring Lardner Jr.






© 2009 Alma

35 hablaron con Alma:

Juan 44 dijo...

Mi nombre es Juan, pero hasta los 4 ó 5 años no empecé a darme cuenta.
Ojalá el pobre Ring hubiera padecido la amnesia de la edad bebé para que hubiese olvidado completamente que le robaron su nombre en nombre de una sonora injusticia.
Besos mi Reina.

¡ Salud !
PD: No sabes como echaba de menos ser el primero en comentar tus bellas ocurrencias.

Adolfo Payés dijo...

Leerte es entregarse al mundo de lo desconocido.. en letras nacidas de tu presencia..

Excelente

Saludos fraternos
Un abrazo muy grande..

poetadesterrado dijo...

Que historia y que talento, pero lo que me parece más destacable, es el hecho de no venderse bajo ningún concepto, no haber olvidado nunca ser quien era.
Un saludo alma sos una grande

Deigar dijo...

La época, que se puede hacer...

Saludos. Nos leemos

Eusebia Florestán dijo...

Hola nació mi sobrina... la llamaron Alma. Quería contarte. Saludos desde la buhardilla.

Susy dijo...

Dió buenas lecciones, tanto como persona como creador.
Recuerdo que Salinger, a su Holden de el "Guradián entre el centeno", le hizo mentar como uno de sus dos autores favoritos y vale la pena, pasado lo pasado, leer o releer su autobiográfico "Me odiaría cada mañana", derrochando gracia, ironía y sentido del humor a pesar de los pesares.

Un beso.

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Que contradicción, verdad? A veces para Ser , de alguna tenemos que dejar de Ser.., todo sea por sobrevivir, por nuestros sueños, éstos por encima de nosotros.
Yo tengo un sueño ahora, o diría un delirio..también Soy un Poco Menos que antes, pero por dentro, confío en ser la misma
Un beso, del Aire

Lala dijo...

Se puede decir que ante todo fue un hombre valiente.
Hubo muchos delatores y también muchos que cambiaron la chaqueta...
Y muchos, muchos encarcelados.
Menuda caza!
Ha sido una sorpresa saber que su hermano cayó en nuestra guerra!
Siempre nos enseñas algo, al menos a mi, ignorante total.
:D


Un besito


Lala

Dante B. dijo...

una visita
y un abrazo

Josep dijo...

Otra víctima de la paranoia de algunos poderosos. Que gran injusticia se cebó en el colectivo del cine provocando la irreparable pérdida de grandes películas al tiempo que destrozaba la vida de gentes con el cerebro bien amueblado, capaces de pensar y desarrollar ideas propias.

Una abraçada.

p.d.: m'ho has fet buscar i ho he trobat... :-)

Gó dijo...

Alma,parce un guión de su propia vida,que bien podría haber escrito,pero imagino la censura..
Y a pesar de no haber tenido nombre o utilizar un pseudónimo,fué fiel a su libertad y así lo cumplió.No todos son tan coherentes.
Me gusta el tema de cine,auqnue últimamnete no puedo ver mucho.

Perdona,desde aquí,le envió un beso a Juan 44 y a su sobrina.
Besucos

Neogeminis dijo...

Esa época tan oscura del macartismo norteamericano es como para no olvidar. Más de una vida habrá sido arruinada como la de este hombre a quien no conocía. Nadie puede ser censurado y condenado por su manera de pensar, eso es algo retrógrado que lastima a todo el género humano.

un abrazo!

Dana Andrews dijo...

Muchas gracias por traernos vidas tan interesantes. Debía de ser excitante vivir en aquella época.

Bárbara dijo...

Terrible la caza de brujas. Terrible. Pero me gusta la total ausencia de vanidad y la gran vocación que implica escribir con el nombre de otro. O tal vez sólo fuera superviviencia porque era lo único que sabía hacer.

iliamehoy dijo...

Y sucede que incluso en prosa, tus palabras saben a poesía. A verso fresco y bien enlazado.
Una sonrisa

Joe dijo...

Que bueno que desencates estas cosas, Alma!, y ahora todo el mundo ama a Fox y sus Simpson, y si bien no fue el único conglomerado de poder televisivo hoy en día es de las mas poderosas.
Por lo demás las cosas no han cambiado tanto, todavía hay listas negras, solo que ahora esta ocultas porque la gente no quiere ver lo que le pasa por delante de las nariz, mejor acurrucarse a esperar que el golpe llegue cuando no nos demos cuenta, como si fuéramos vacas.

abrazo

jlg

Sara dijo...

Me gusta leerte no solo por el placer de la lectura, sino porque además cuando salgo por la puerta me llevo nuevos conocimientos sobre el cine. Algo que aun gustándome mucho, nunca he profundizado lo suficiente en todo aquello que lo compone. Hay historias para contar en cada tema que a uno le apetezca profundizar y éste que tu has elegido me apasiona así que si decides seguir con el seré una alumna aplicada..

Un abrazo.

Francisco Machuca dijo...

Sigo bebiendo de tu poesía,de ti.

Besos.

Juanjo dijo...

¿Y qué fue de esa obra anónima o seudónima desconocida? ¿por qué no se le devuelve el nombre real a la obra, ahora que ya se terminaron las brujas?

Ilústranos, pelirroja.

Besos.

moreiras dijo...

Qué gusto descubrir, una vez más, bajo estos cuarenta grados de nuestro nunca suficientemente al Sur, vidas ajenas de personas que jamás conoceremos, que ya se fueron, pero que nos dejaron un cachito de ellos mismos en clave de sueños y poesía, y tú acercándonoslos, a través de tus melodiosas palabras, cual paloma mensajera.

pd. precioso el banner

Elèna Casero dijo...

La terrible época de la caza de brujas. Pobre.
Has hecho una confesión muy buena, muy sincera. Él no lo hubiera hecho mejor.

Un abrazo

Liver dijo...

Como dijo Lala, que bonito es no dejar de aprender nunca... esa etapa negra (una mas) me recuerda bastante a la Inquisición española...
Besos

Akiha Tohno dijo...

¡pero que historia!
me encanto, como siempre.
lo bueno es siempre estar firme a tus ideas, defenderlas claro sin caer en la terquedad, en ser necio y no darse cuenta cuando se esta mal...
un placer leerte!
que esté bien
saludos!

Raúl dijo...

Lo dicho; eres las catacumbas más entretenidas del cine.

Ahora soy Luz... dijo...

Se trata de no dejar de Ser. Lo importante es no olvidar quien Soy, a pesar de mis circunstancias, de las concesiones.

Un abrazo grande que sabe de sobra que tu Alma no se esconde.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Aquí, aunque con otro nombre, también se ejerció la "casa de brujas" a los brigadistas, que también los hubo españoles. Lo sé.

Ahora soy Luz... dijo...

Vengo a desvelarte el secreto del frío. Todos los días vengo a una oficina con excelentes vistas a cuya entrada debo abrigarme. Y así hasta las 7 de la tarde. Es toda una esquizofrenia esto de andar vistiéndome y desvistiéndome todo el santo día... y es lo que me espera este verano al completo.

Besos

Ricardo Guadalupe dijo...

Gracias Alma por descubrirme esta historia y este nombre. Siendo como ha sido utilizado el cine como arma propagandística por los yanquis no iban a permitir que hubiera en Hollywood algún "infiltrado rojo". Qué vergüenza fue la llamada caza de brujas. Deberían redimir de algún modo el honor y el nombre de aquellas personas. Aunque, bueno, esto es desde luego lo que ya estás haciendo tú.

Importantísimo no olvidar estas historias, el respeto ideológico mutuo debe primar siempre, no violemos ese límite, si no estamos perdidos.

Un abrazo

Pluma de fuego dijo...

Muy interesante tu blog.
Un beso

Luis dijo...

Resultan hoy en día un tanto inentendibles ciertas paranoías de la guerra fría que hasta un par de décadas atrás era una realidad.
Me quedó dando vueltas en la cabeza eso de verse obligado a dejar de ser para poder seguir siendo.
Ring Lardner debe estar agradeciendo tus letras.
Un abrazo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

Mariano Zurdo dijo...

La quema de libros, la caza de brujas...Tras el fuego, y entre las cenizas, siempre resurge la creación, eso no hay quien lo pare.
Besitos/azos

Luci-bombon dijo...

Qué interesante relato! qué feo es perder la identidad, pero la persona jamás se pierde y es por eso que, con fuerza suficiente, puede resurgir. Hola, soy Argentina. No conozco de historia Española, pero me gustó mucho la corta historia con final feliz. Suerte

PD: pásate por mi blog y comenta, jajaja!

manuespada dijo...

La maldita caza de brujas, cuantas carreras truncaría, una pena.

Sr. Miyagi dijo...

Lo que se aprende con vos, mi Alma!Me encantan estas minibiografías. Están escritas con estilo y con fuerza, y además tienen, para mí, una especie de valor moral añadido, como una especie de compensación o de desagravio para muchas personas injustamente tratadas por la memoria. Tus textos no solo son buenos, son necesarios.
Enhorabuena de nuevo.

carlos dijo...

De casta le viene al galgo. Los guiones que le valieron los oscars y el de Cincinnatti Kid le conectan directamente con su padre, escritor y periodista deportivo en el Daily Mirror de NY. Hace años pude ver "off broadway" la considerada mejor obra teatral del padre, June Moon. Recuerdo que salí satisfecho del teatro. No creo que haya sido traducida, pero sería un éxito: dialogos inteligentes, llenos de humor intencionado y sano. Una delicia

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa