desnudo y para siempre

domingo, 4 de octubre de 2009

un poema de Carilda Oliver

en mi voz       



Errática,
sin vino,
profesional del fósforo,
cuando tú
haciendo un remolino de ilusiones,
con ese estruendo del laurel,
desnudo y para siempre entraste bajo el agua.
Un poco demasiada,
como mirándome los pies,
cuando tú,
domingo rápido,
parada del vidrio,
hincaste el baño con tu gesto de animal profundo.
El agua,
ay,
quedó colgando entre mis ojos y tu carne
como una telaraña, desnudándote más.
Entendida por el demonio,
bárbara,
tuve un acceso de locura,
un punto apenas de explosión atómica,
un apogeo del clavel preciso
y creí.
(Creer es desear tu sexo y darle de comer a una paloma)
Se fue cayendo
la mañana.
El vicio de la estrella
saliendo así de entre tus párpados
era la luz
que yo he llamdo lágrimas;
relámpago que empieza aquí y después de verle
no morimos.
(Vete,
dolor que lo menciona:
al innombrable se le pone tumba,
en paz quedamos
y luego va una por el mundo como quien nunca tuvo
cosas inmortales).
Estaba, sí, después del beso,
pidiéndole perdón a las paredes;
estaba como paréndome otra vez,
como de niña bajo el vientre,
como palideciendo mucho,
como casi,
como empezando a ser
cuando
desnudo y para siempre entraste bajo el agua.
Todo el naufragio se paró de pronto,
todo en octubre se hizo pan,
misericordia el tiempo.
Otoño. estatua germinal del cuarto,
lúgubre hermosura de los huesos;
sin usarme,
sin yo misma,
naciendo a los temblores importantes,
a la pequeña abertura de la dicha
si llueve y canto;
más tú que nada,
médula del presagio,
sólo un negocio del asombro,
sólo un trémulo palacio donde goteaban
noes ineluctables,
sólo la música que escuchó el verdugo,
azucenado nervio,
estaba
cuando
desnudo y para siempre entraste bajo el agua.


© 2009 Alma

31 hablaron con Alma:

Dana Andrews dijo...

Creo que recreas los poemas al leerlos. Les dotas de un sentimiento perfecto para ser la banda sonora de nuestros ojos que leen las palabras.

VeroniKa dijo...

creer es desear tu sexo y darle de comer a las palomas...

me la quedo.

qué bonito en tu voz.:)

De cenizas dijo...

¡Ohhhhhhhhh! "Creer es desear tu sexo y darle de comer a una paloma" Precioso verso y magistral poema.


besos

Cris dijo...

No sé cómo hay gente como tú, que hace fácil lo que a mí me parece imposible.... felicidades un día más, por transmitir y llegar a este otro lado de la pantalla, y hacer que se me erice el vello de la piel al leerte.... fantàstica Alma, de debó, dels millors que t'he llegit.... Un petó gran, i em sumo als dos anterior comentaris sobre la "sentència" del creer es.... uf....

Cris dijo...

Por cierto, he buscado información de Carilda, y en su página, lo primero que me encuentro es esto:

"¿A quién le doy tantas caricias que sobraron,
aquellas que olvidé ponerte sobre el pecho?"

Cubana, poetisa y desconocida para mí hasta ahora.... Gracias por acercarla :)

Josep dijo...

¡Vaya! No sé si habré sido yo, toqueteando el software, o has sido tú, pero al fin he escuchado tu voz.

Me gusta oir esa poesía recitada; más que leerla.

Y el banner de hoy, fantástico.

Una abraçada.

jotabede1 dijo...

Este poema, sin tu voz, es menos poema..., al menos, para mí. Un abrazo.

Susy dijo...

Había oído hablar de Carilda Oliver pero jamás la había leído y ahora gracias a tí y a tu voz la encuentro y disfruto como si a Cuba, frente al mar, me hubieras transportado.

Un abrazo.

Foforito dijo...

Fascinante!

Me gusta mucho como usas las palabras, corto, tajante directo!

Gracias por compartir! :)

Elèna Casero dijo...

Desconocía a Carilda. Sólo leyendo el poema ya gusta, pero en tu voz se comparte.

Gó dijo...

Un poema "completo".NO le faltó nada....de lo que quiso decir .
Besucos ,gran recitadora¡¡

Luis dijo...

Debo reconocer que no soy de leer poemas muy extensos, como que pierdo el hilo conductor por la mitad, aaí que escucharlo en tu voz fue toda una experiencia, gracias por brindarmela.
Un abrazo
unimagenpalabrasmil.blogspot.com

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Una inmersión profunda, diría yo, Alma.

He de confesar que cuando he visto la ilustración, por un momento he temido que sonaría un cha-cha-cha,o algo peor, pero no, como siempre tu cálida voz está ahí para acariciarnos el oído y el alma.

Anónimo dijo...

Me encanta que hayas traido a esta poeta cubana, para deleite de nuestros ojos y oidos, me trajeron sus poemas como un regalo hace un tiempo, no demasiado, pero que gusto descubrir a esta mujer.
Me gusta mucho su poema "Me desordeno amor..." algo así.
Besos.

p.d. en el grupo que creamos hace tiempo teníamos un apartado para poetas, allí descubrí y redescubrí desde los grandes hasta los menos conocidos, era un bonito rincón para perderse.

Liver. (entro desde el curro, jeje)

Joe dijo...

Tu puma esta mas afilada en este invierno que las hojas cayendo de canto, un abrazo!

jlg

iliamehoy dijo...

Si sólo lo hubiera leído, andaría perdida entre esas magníficas palabras, a las que a veces no alcanzo y que sólo gracias a tu voz, recobran sentido y traen calma.
Una sonrisa

Juanjo dijo...

Muy otoñal tu poema prestado de hoy. Posiblemente sólo sea para siempre lo desnudo, y todos los vestidos, todas las máscaras, todos los tintes, sean efímeros, y esperen una ráfaga fría de cierzo o una oleada furiosa de gota fría para mostrarnos su verdadera cara, la única que puede ser llamada, en pura justicia, como hermosa.

Besos.

Francisco Ortiz dijo...

Muy rítmico, nada retumbante, húmedo, con algunos versos muy poderosos; y mejor en tu voz.

Amaia dijo...

Preciosas tus últimas entradas,ahora he podido colarme sin problemas pero básicamente sigo sin comprender que le pasa a mi pc,será que tu belleza le aturde,seguro que es eso.
Un abrazo grande para cuando no pueda!

manuespada dijo...

Me ha parecido un poema muy original, diferente, con una métrica muy especial. Me ha guatado el ritmo, como te dicen más arriba.

Robërto Loigar dijo...

Me gustó oir tu voz.
Navegar por tus letras es un hermoso viaje.

Julÿ dijo...

quedé sin aliento al leer, con el pecho apretado, una exclente sensación cuando lees un poema, me gustó, averiguaré más sobre ella. Alma, ni te imaginas que tu comentario en mi espacio me hizo tan bien hoy. Gracias!.Te envío un abrazo maravilloso de primavera que tenemos por acá-

i e s u dijo...

No es fácil encontrar un erotismo tan sutil, concentrado y poético. Me ha fascinado. Daré de comer a las palomas más veces.

(me encanta saber cada vez que souy un sol si te comento)

:)

Bárbara dijo...

Qué bonito, no conocía a la autora. Todos los poemas deberían ser escuchados además de leídos, y más en tu voz.

Lala dijo...

Acabo de escucharte y es precioso.
No tengo palabras.
Eres una genia encontrando palabras que calan hasta los huesos.
"todo en octubre se hizo pan, misericordia el tiempo"...es como un milagro!
Todo el poema es como un milagro.
Ainss...todo es más blandito para mi en este octubre blandito...


Un abrazo!


Lala

Lala dijo...

Huy, no veía el banner!
Qué monada!
:D


Más besos


Lala

Ricardo Guadalupe dijo...

Un poema muy de mujer, y que sin ser explícito te lo está diciendo todo. Tiene mucho amor, y sexo, que es parte del amor. Gracias por darme a conocer estos versos.
Un abrazo

ALEX B. dijo...

Tu voz es mucho, siempre, pero especialmente en este poema.No conocía a Carilda.Investigaré.
un beso .

Carlos dijo...

Me gustaría decir que entendí todo, pero mentiría mucho. Me conformaré con decir que entreví algo del verdadero sentido de este poema y, al menos, no seré un gran mentiroso.
Bonito.

Marisol Cragg de Mark dijo...

Gracias por acercarme a esta poeta cubana.
Recibe muchos saludos berlineses.

Francisco Machuca dijo...

Ningún otoño puede ser infiel,
mientras tu voz ponga luz.
Ningún otoño volverá a ser
lo que siempre fue.
Tu voz,tu voz,
siempre amanecer.

Besos.

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa