masticando tus recuerdos

lunes, 29 de marzo de 2010






Variaciones
sobre un poema de
David Pérez que puedes
leer y escuchar aquí: AMULETOS









Quiero acabar para siempre
con los amuletos que me traen tu recuerdo
esa foto que me hiciste sin permiso
un domingo por la mañana
un domingo de junio
junio me trae tu recuerdo
un paraguas enorme
con el que nos resguardamos
un día lluvioso
en lluvioso noviembre
noviembre me trae tu recuerdo
dos caramelos de limón
recogidos en el cine
aquel día que tosimos
tras mojarnos por la lluvia de noviembre
quiero acabar para siempre
tiro la foto al retrete
tiro tres veces de la cadena
dejo olvidado concienzudamente
el paraguas en el autobús
no iré a objetos perdidos
mastico furiosamente los caramelos
hasta que se deshacen en mi boca
y trago el sobrante con decisión
quiero acabar para siempre
pero no se como masticar junio
ni noviembre


© 2008 Alma

39 hablaron con Alma:

El peletero dijo...

Pues despacio, reina, hay que masticar a conciencia y sin prisas para digerir bien, saboreando los recuerdos en cada dentellada, ésa es la única manera para que luego no tengamos vómitos ni diarreas.

Saludos.

Lala dijo...

Entre David Pérez, tu voz y tu poema, me habéis dejado con la boca abierta :O
Deberíamos poder masticar los junios, los abriles, y después escupirlos. Tragarnos los fantasmas de los besos que todavía pasean por la boca. Olvidarnos la piel en una playa, junto con la crema bronceadora, y que allí se quedaran las caricias que queman todavía.
Pero hay cosas que no salen, que se guardan como tatuajes imborrables.
Debería ser todo tan sencillo como prender una cerilla y torturar al billete de cine de esa tarde.

Me ha encantado, Alma, todo.

Un besito


Lala

Marcos Callau dijo...

Difícil masticar los recuerdos que quedan tatuados en el corazón, difícil de digerir esa ausencia que te ha robado parte de tí. Estas cosas pasan en noviembre...no sé qué tiene noviembre pero concuerda algo con abril. Ay, esas fotografías hechas sin permiso...
Muy bonito, Alma.

VeroniKa dijo...

Abril me trae tus perfumes
pero no se vivir sin tus Octubres amanceres
ni tus Julios bajo las mantas.

precioso.

Javier dijo...

Personalmente, considero inapropiado tragarse los recuerdos, aunque sepan a limón, o tirarlos al retrete. Puedes atragantarte o atragantar la cañería, valga la redundancia. Prefiero ponerle bigotes a las fotos y darles los caramelos a los niños, ambas cosas parecen despertar sonrisas y es bien sabido que tal gesto facial genera endorfinas con efecto curativo. Pero ya se sabe, los poetas no se caracterizan por resolver brillantemente los conflictos, sino por hacer de ellos combustible para entrelazar palabras de contagiosa y bella tristeza.
Un abrazo.

De cenizas dijo...

Forzar el olvido es tragar caramelos de tiempo sin masticar... se indigesta el alma.



besos

jrm. dijo...

¿No es mejor conservar los amuletos? ¿Aunque duela? Yo aún guardo todo, y los que duelen los escondo, esperando a que el corazón se calme antes de volver a sacarlos del fondo del cajón. Nunca quise destruir los recuerdos. Es como si al hacerlo perdiera las experiencias vividas. Y no quiero perderlas, ni las buenas, ni las malas.

lopillas dijo...

Las dos versiones me han gustado muchísimo. El final tuyo, genial, lo dice todo: creo que los recuerdos no se dejan masticar, se van diluyendo con sabor a limón, a fresa, a naranja, unas veces dulce y otras amargo.
Un besazo

Sol. dijo...

Es la primera vez que paso por tu blog, no sé que decirte aún porque es el primer poema que leo.
Solamente decir que me gusta como quieres olvidar.
Todo lo que lleva a un recuerdo después de mucho tiempo no es nada bueno. Todo dependiendo de que recuerdo, por quién, por qué.
Te sigo.
Pero veo que has actualizad y no veo las actualizaciones aún.
Un beso!

Rayuela dijo...

maravilloso! (escuchás los aplausos?)
Y gracias por tu regalo de bienvenida.
Volveré por aquí.


un beso*

iliamehoy dijo...

masticar el apego, cada mes, en todo momento. Mantenernos prendidos en el instante anterior al desastre, y tragar...
Hermoso recorrido por el recuerdo involuntario.
Una sonrisa

Josep dijo...

Junio, Noviembre, son sólo palabras, conceptos, hojas del calendario. Que más da. Se tachan y punto.

Una abraçada.

Gó dijo...

LA verdad es que la creación es genial¡¡
Masticar los recuerdos...eso ya es otra cosa¡
Borrar los rincones de la frentey del corazón no cosa de gomas.
"Paciente rosa que vas deshojando tus pétalos hasta qeu el último marque el principio del final"
La voz amansa loa meses intragables.
Pepa,si?
Besucos

dijo...

Perdona la letra amontonada.YA sabes,es algo muy mio(estos nervios¡¡¡)
Besucos

tusojosmiletra dijo...

holas llego por 1º ves a tu blogs, escuche tu voz leyendo el poema, y me gusto las variaciones q lograste en tu propio poema...
Kariños..
David.V.

DanteBertini dijo...

noviembre es mi mes
no lo mastiques, saboréalo
un abrazo

Єѕтnoм dijo...

Si logras tragar el olvido las tripas protestan y se retuercen para siempre.
Un besazo.

Joe dijo...

Justo, justo en éste momento este poema es como un amuleto que me trae recuerdos de algo que se ha roto hace muy poquito y de la manera en que no me gustan que se rompan, conmigo parado con el puñal en la mano.

No lo voy a leer nuevamente.


jlg

ALEX B. dijo...

A mi me cuesta mucho masticar abril.
¡ ya estoy temblando!
besos

Marisol dijo...

Cuando mastico setiembre me duele un poco.
Me ha gustado mucho este texto tuyo. Me llega al alma.

Juanjo dijo...

Prueba con vino. Todo entra mejor con vino.

Me gustaron tus variaciones, y no sé por qué les he encontrado un aire a algo anterior.

Besos.

techocolatecafe dijo...

Qué bonito poema. Yo ando intentando masticar Abril, lleno de sabores con recuerdos.

Un beso

Cris (V/N) dijo...

Maravilloso Alma, tus "binomios" son fantásticos.... Felicidades, es un gustazo oirte y leerte :) Besos i una gran abraçada !!

Sinuosa dijo...

Genial, genial, alma. Masticar junio y noviembre... qué cosas se te ocurren, niña.
Es un placer y una envidia tremenda, leerte.
Un abrazo.

Miguel Baquero dijo...

Es precioso... Y quedan muchos junios y muchos noviembres en los que sucedan cosas o personas importantes que cubran ese hueco. Sólo es cuestión de esperar

Anónimo dijo...

Diría que la belleza, se ve por unos ojos u otros, si existe. Hay quién no puede ver la belleza de una persona, pero si de otras..
Me gusta tu poema, como casi todos los que escribes, no me gusta recordar aquello ue no puedo recobrar, y tampoco aquello que quiero olvidar. Así que suelo olvidar con facilidad ciertas cosas que igual, en su momento, viví intensamente, fuera alegre o triste, o airado, y una vez agotada la fuente emocional, empiezo a olvidar..
Un beso, del Aire

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Un poema original y diferente, reflexivo incluso, que nos expresa la tristeza del desamor, del amante abandonado...Me ha calado hondo. Un beso, querida Alma.

Ricardo Guadalupe dijo...

Hay una canción de mi amado grupo "Extremoduro" que dice "Voy a empaparme en gasolina una vez más, voy a rasparme a ver si prendo, y recorrer de punta a punta la ciudad, quemando todos tus recuerdos"

Yo no sé cómo se quema el mes de junio, pero sí sé que se puede guardar en un cajón, como hizo Sabina con el mes de abril.

Un beso

Aaron dijo...

Variaciones sobre palabras de Baudelaire:

Por muy poeta que yo sea, no soy tan ingenuo como pensáis y si me cansáis demasiado con vuestros lindos lloriqueos, os tiraré por la ventana como frascos vacíos.

Échalos de muy alto mi Alma.

Abrazos de altura !!!

Marina dijo...

Precioso poema. ¡Ay dios! masticar los meses...espesos y sabrosos unos, recios o tiernos y blanditos otros...
Un beso

Luis dijo...

Supongo que cada cual tiene sus meses intragables, en mi caso coincido con junio, noviembre me resulta neutro, quizás abril me sea más complicado.
Muy buen verso.
Un abrazo.

Benchijiguaagando dijo...

Te juro que yo tampoco puedo masticar algunos meses, nose igual hasta que mi memoria deje de recordar
bonito poema
besos

E. C. Pedro dijo...

Que despés no digan que las palabras están fastadas. Un abrazo.

Anónimo dijo...

Olvidé decirte..No me gusta Pepa aunque seas la misma persona, las mismas palabras , los mismos comentarios. ¿ dónde está Alma?
Un beso, del Aire

Luzdeana dijo...

Preciosos y sabrosos ambos.
Que ni junio ni noviembre, ni ninguno de los otros nos dejen sin sabores para evocar. Que de eso están hechos los poemas.
Un abrazo, Alma.

Rolalola dijo...

Imposible huír delos recuerdos...


me gustó... muchos saludos

cinéfilo dijo...

Es muy bueno, voy a hacerme fan de tu blog

i e s u dijo...

...lo peor es cuando los recuerdos tienen polvo (un día te das cuenta) y los amuletos dejan de funcionar.

:(

liver dijo...

Hay momentos, fechas en el calendario que se han quedado grabadas como un cruel tatuaje imposible de borrar...
Se pueden olvidar las personas, pero no los momentos felices que nos hicieron pasar...
Un poema perfecto.

Un abrazo

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa