De todo comienza a hacer bastante tiempo

domingo, 30 de mayo de 2010



ilustración de Olga de Mata Barja





De todo comienza a hacer bastante tiempo.
Felipe Benitez Reyes








Ahora que comienza a hacer de todo muchos años, es cuando noto que empiezo a envejecer, voy corriendo a pedir cita en la peluquería para teñir mi pelo de rojo, no quiero que la vejez me pille con estos pelos





© 2010 Alma

45 hablaron con Alma:

Anónimo dijo...

Hola, ola de mar...
Ya...a mi no me gusta nada poder hablar de " hace veinte años o así...., me hace sentir mayor, pero lo c ierto es que me pilla de sorpresa siempre. Me parece que a pesar de lo qeu digan los años, mi inconsciencia de ellos es tan rotunda, que siempre me pillará a sí, de sorpresa...y pasará
Un beso, del Aire

Marcos Callau dijo...

Otoñal tu poema en plena primavera, no sólo por tus palabras sino por el color rojo. Es curioso, el otoño tiñe de rojo a las hojas y el cabello se tiñe de rojo para disimular el paso del tiempo. Besos, Alma.

E. C. Pedro dijo...

Estimada, también me deprime encontrarme huellas de la edad. (Los tíos también somos vanidosos). La buena noticia es que el tiempo pasa para todos, de modo que los otros también acumulan años, y bueno, ahí vamos jugando en igualdad de condiciones.

Un abrazo.

Neogeminis dijo...

jajajjaa es que a veces hasta nos hace trampa!...nos toma desprevenidos!

Un abrazo.

Benchijiguaagando dijo...

las ilustraciones son demasiado!
Tu poema ahora que comienza a hacer de todos hace muchos años.Te hace pensar muchas cosas todas al mismo tiempo, pero que más da el color del pelo si es el espíritu el que repleto está de todo cuanto ha podido capturar,imaginar, amar,vivir...
me gustó besos grandes

lopillas dijo...

El punto intermedio y perfecto es poder recordar sin sentir la vejez aún. Casi casi si me apuras, poder recordar ya es todo un punto.
También me encantan las ilustraciones. (Yo aún no me tiño, lo juro :)
Besos

i e s u dijo...

Mi madre llevaba el pelo rojo y cuando le apetecía compraba ropa de jovencita, que a su modo adaptaba creando sus propios diseños. Se reía cuando aguien le decía, señora eso no es para su edad. Pasaba olímpicamente, como quien oye llover.

Sí, de dodo va haciendo mucho tiempo. Menos mal que creo que el tempo no existe porque si no, me hubiera ya desmayado.

Juanjo dijo...

La vejez empieza cuando uno ya no siente ninguna necesidad de teñir la realidad de nada.

Besos.

nuiT.·* dijo...

Sólo cuando dejamos de ser niños,
cuando el corazón endurece como una roca,
cuando ya nada nos sensibiliza...
creo que envejecemos.
Y el aspecto, no cuenta.

Un besito!


nuiT.·*

pd; me encanta la imágen!

Rayuela dijo...

no corras! siempre hay tiempo para teñirse!

jajaja!

besos*

De cenizas dijo...

Yo, me quedé en blanco. Bueno... mejor: en plata.
¡Y cómo brillo al sol!


besos

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Hola, Alma querida! Bueno, la vejez nos espera a todos, con níveas cabelleras o no, y la otra opción, mejor dejarla en espera, jaja. Buena ocurrencia la tuya, y hale a teñirse de rojo pasión. Un beso y muy feliz semana.

Blanca dijo...

Lo bueno es que sigas siendo coqueta. Lo que no se puede teñir nunca es el "ALMA".

Precioso el banner.

Un beso

dijo...

Alma...yo sí lo noto cuando digo eso de:"hace cuarenta años que acabé el bachiller."Es fuerte¡pero me gusta cumplir años.
Mi pelo es casi blanco y ya no lo tiño,mi alma es cana también ,pero me encanta ese color.
Sigamos cminando,amiguca¡¡
Besucos

P.D:
He tenido problemas en mi space con las entradas,mensajes privados,red....una tormenta¡
Ahora,creo ya está solucionado,pero repasaré a mis contactos porque alguno no puede entrar.

Filipo Sin Tierra dijo...

Tíñetelo.
Péinalo.
Desmelénalo.
Revuélvelo.
Conviértete en marea (roja).
Sé sangre en este momento (siempre).
Báilate un rock'n'roll.
Bébete el invierno, la primavera, el verano, el otoño... y después otra vez el invierno...

El tiempo es ahora. Siempre.

Otro abrazo anti-poético (a ratos errático).

Belén dijo...

Déjate el pelo natural, quizá no te quite años pero seguro que te da más dignidad...

Besicos

Nómada dijo...

A veces me siento vieja de siglos.
Otras, acabo de nacer.

manuespada dijo...

Deberíamos nacer con el pelo blanco y que con la edad se fuera poniendo de colores, así, sólo de mayores sabríamos si somos rubios o morenos.

Elèna Casero dijo...

El banner es precioso.

Y Felipe da en el clavo. ¡dios, cómo se nota lo de los años!

voy corriendo yo también

Aaron dijo...

No son justas esas palabras,¡ mi ALMA es inmortal!

Abrazos sonrientes.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Mucho más profundo de lo que parece; mucho menos ligero de lo que aparenta.

Un abrazo.

El peletero dijo...

En algunos casos no se recuerda ni el ayer, ni el de hace a penas unas horas, y el de hace cinco minutos sucedió cinco años atrás. La grieta entre nosotros y nosotros se ensancha imparable y lo mejor que podemos hacer, no es broma, es ir al peluquero a que nos recorte el bigote de mosquetero o nos tiña de rojo sangre el cabello. ¿Tienes bigote de mosquetero?

Luis dijo...

En algún momento de nuestras vidas nos damos cuenta que aquello de que la "juventud se lleva por dentro" es sólo un eufemismo.
Un abrazo.

Raúl dijo...

Pues no le abras la puerta, tonta.

Elena dijo...

Venga ya! no me creo que tú te vayas a hacer vieja!

Pablo dijo...

A MI ME GUSTA ENVEJECER, SENTIR QUE DE TOD HACE YA MUCHOS AÑOS, PERO NO SE ME OCURRE IR A LA PELUQUERIA.
PORQUE si mi pelo está blanco ¡mira que bien¡, que es gris y plateado ¡mira que lindo¡. Solamente espero llevarlo con orgullo y sin disimulo que en el, está la historia de mi vida, que es como un libro abierto que puedes Hojear y que yo te puedo enseñar a leer
Cada pelo gris ha sido un problema en mi vida. Gris como el corazón cuando afrontaba las perdidas Quizás sea la pena silenciosa de los que no están o los que no quieren estar
Cada pelo blanco es la felicidad de los días que me quedan por ser feliz porque tengo vuestras sonrisas y tengo vuestras miradas y porque tengo vuestras palabras (esas que te hacen mirar al cielo y hablar con el viento)

liver dijo...

Me encanta pintarme las canas de color rojo, por suerte aun no tengo necesidad de tirar de tinte, así que con la henna me apaño jeje, pero si, no me hubiera importado nacer pelirroja, adoro ese color y quisiera una vejez de color rojo.

Besos

DanteBertini dijo...

esos pelos rojos no envejecerán jamás!!!
tienen raíces de buena sangre.

tercerasalida dijo...

No hay que preocuparse de la vejez, siempre llega temprano.
te invito a que veas la invitación de mi blog.
www.tercerasalida.blogspot.com

Joe dijo...

A la juventud interior hay que ayudarla un poco =)

jlg

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Mi querida amiga del ALMA:

De pillarnos, que la vejez nos encuentre frescos como una lechuga (fresca también, a ser posible).
Hasta ahí podíamos llegar.

Mil besazos

Javier dijo...

El tiempo debe de sonreír cuando nos oye decir que se acaba, igual que este planeta azul. Es posible, me digo, que la muerte también se ría por cómo la interpretamos. A mí me da igual, lo único que me preocupa es la estupidez y hace tiempo que tiré la toalla.

iliamehoy dijo...

A menudo me sorprendo mirándome al espejo a la vez que me pregunto: ¿ quién es esa señora mayor que me está mirando???.
Y ando medio en dudas, emborrachando canas que asoman, con colores suaves.
Una sonrisa

Shiraz dijo...

Desde luego que sonrío y no me doy cuenta.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Alma!
"Puegeso" cosas de la vidilla...

Saludos de J.M. Ojeda

Miguel Baquero dijo...

Me recuerda al título de esa cancíón de Serrat que siempre me emocionó: "Hace veinte años que tenñia veinte años"

Sinuosa dijo...

Que ocurrencias tienes, niña..., me encantan.
Un abrazo.

Rodolfo Cuevas dijo...

Saludo, Alma:
Veo bellas ilustraciones en tu espacio y leo este alertador poema, para el cual citaré al gran Alberto Cortés: "La vejez es la más dura de las dictadura, la grave ceremonia de clausura de lo que fue la juventud alguna vez".
Un tierno abrazo, Alma.

Garsil dijo...

Buenas tardes... El tiempo,
despojo del corazón,
pasa él con calma,
quebrando lo febril de la existencia,
apaciguando lo quimérico de la vida,
inmortalizados bajo su mirada envejecida.
Gracias por el sueño. Garsil

Luzdeana dijo...

El tiempo es un señor muy poco gentil con las damas, que no así con los hombres, ¿verdad? Al menos es lo que a mí me parece.
Seguro vas a coincidir en que pesar de los daños, es bueno ver algunas cosas que los años nos van dejando... menos mal que no todo son cabellos descoloridos :)
Un beso.

Francisco Ortiz dijo...

De rojo fuego, de rojo pasión, para que esta nunca decaiga.

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola Alma!
"Puegeso" es el espejo que no nos mira bien...

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen Domingo.

Manco Cretino dijo...

...y mínimos surcos van trazando un mapa de rutas recorridas en nuestro rostro...
Por otro lado y de acuerdo a tu comentario en mi madriguera... ¿Es cierto que no existen más las Azucar Moreno??? jajajaja
(medio) Abrazo de... Manco Cretino

Josep dijo...

Hace años, muchos, jajaja, que envidio a las mujeres por la facilidad de cambiar el color de su cabello sin que nadie se escandalice ni te mire burlón, así que, Alma, tíñete a gusto, que, si no queda bastante ígneo, siempre podrás darle más caña, que la edad es un concepto que reside únicamente en el dni y lo que cuenta no son los días que has vivido sino los que te quedan por vivir y esos nunca sabrás cuantos va a ser, así que disfrútalos todos.

El banner de hoy, explosivo....

Una abraçada.

mabel casas dijo...

alma
intento volver a encontrar tiempo de comentarte..justamente aunque de todo haga mucho tiempo, la estrategia es encontrarlo a mano todavía
y vivirlo procesando,para que nos sirva para mirar el otro lado de este tiempo que nos lo venden caro de consumos y manipuleos
entonces lo vivido bien ganado, bien aprendido y bien en guardia para lo que de vivir quede
por de pronto colorada soy de tiempo y ni ahñi que es atural jaja
besos

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa