desafío al otoño

domingo, 6 de noviembre de 2011

ilustración de Mónica Rebollo


Soñar es ver la vida de otro modo,
y es olvidar un poco lo que es.
Un sueño es casi nada y más que todo;
más que todo al soñarlo... Casi nada después.

José Ángel Buesa






¿Qué es de nuestros sueños cuando ya no los soñamos?

34 hablaron con Alma:

De cenizas dijo...

Los cubren las hojas suicidas del otoño...


besos

cheshire55 dijo...

Hola, ola de mar...
Preciosos versos nos traes hoy Alma. Siempre me he preguntado donde van esos sueños, porque tengo la impresión de que pueden existir aún cuando no los sueñe. Quizá sólo nos están esperando, pero es algo presuntuoso. Para mí que están jugando , mezclándose unos con otros, y luego cuando alguien los queire soñar, se preparan para ello .-)
Un beso, del Aire

isis de la noche dijo...

Tal vez 'siguen sucediendo' aunque no los sepamos..

besos

MucipA dijo...

Soñando sueño que seguiré soñando...

Un abrazo.

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Y que no dejemos de soñar nunca, nunca.

Juan Herrezuelo dijo...

Se hacen añoranza en el sueño de otros, o una indefinible nostalgia en nuestra propia vigilia, o se convierten en una repentina vejez.

dijo...

Esos sueños que no soñamos...permanecen en la oculta memoria del ser.Como los besos que no damos,están esperando siempre,en algún lugar lejano,que no efímero.
Volverán si son gratos!!!
Besucos

Neogeminis dijo...

Algunos se harán -quizás- realidades! =) los otros se diluirán en el mar de las esperanzas postergadas (que no desechadas!)

Un abrazo

Anónimo dijo...

Pues soñemos, soñemos... Hagámoslo con playas cálidas, baños de sol y bikinis.

Raúl
El alma difusa.

Marcos Callau dijo...

Hay que desafiar al otoño, de vez en cuando, para que no nos gane la partida. Una acertada manera de hacerlo sonb estos versos de José Ángel Buesa. Gracias, Alma. Besos.

Ángel Iván dijo...

Otoño para dormir y soñar hasta que comience la primavera.

abril en paris dijo...

Soñar tal vez morir..vivir tal vez soñar..:-)

El peletero dijo...

¿Qué es?, nada, no es nada de ellos cuando no los soñamos.

Rayuela dijo...

qué es de nosotros cuando ya no nos sueñan?


mil besos*

Juanjo dijo...

Soñar debe ser exactamente eso. Pero no lo puedo certificar, pues nunca me acuerdo de lo que sueño.

Besos.

Manolo Blog dijo...

Compartamos los sueños...

... y el ciclo seguirá.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Supongo que como nuestras vidas y como los rios irán a dar a la mar... "que es el..." (lagarto, lagarto).

Saludos.

bARE-eYED sUN dijo...

cuando no los estamos son(i)ando, los suen(i)os existen en una sal de espera hablando, comapartiendo, jugando varajas y esperando su turno y descanzando hasta que le toque de nuevo entrar en la dormida de un humano.


gracias, Alma,
hacia tiempo, que agradable encontrarte aqui
de nuevo. :-)

..
.ero
.

lopillas dijo...

están en la mesilla junto al libro cerrado. Qué divertido es soñar. Besito alma!

Blanca dijo...

Volver y que no sea un sueño. Volverte a encontrar despierta..

Besos, Alma

Una pajarita dijo...

Efectivamente, los sueños, sueños son. Y saber que lo son y distinguirlos de la realidad es importante. Peeeeero, nada de renunciar a ellos!
Eso nunca.

Qué es de ellos? Pues no lo sé...pero cuando ya no los soñamos, qué importa?

Besos

Rochitas dijo...

qué hermosa y elocuente imagen acompañan la reflexión. Un abrazo.

carmenbs dijo...

Se desvanecen como la bruma supongo...
Lo cual no es sintóma de rendición si no de regeneración de los sueños.
Besos

Liver.

Deigar dijo...

Los sueños pueden llegar a ser el sentido de una vida.

¡Saludos!

Beatriz dijo...

Tal vez los sueños se arropen en el alma del poeta y en su voz se vuelvan poesía.

Acaso sólo ellos tengan la magia de transformarlos en verbo.

Saludos

Miguel Baquero dijo...

Yo procuro tener siempre un sueño de reserva, para estos casos

Carlos dijo...

Yo creo que van al mismo lugar que los besos que dejamos de dar

De cenizas dijo...

Se reciclan, y alguien los resueña... y quizás los hace realidad.

besos

mabel casas dijo...

puff tamaña pregunta
creo que no se van del todo
la memoria y el olvido son una trenza tramada en el fondo de nuestras huellas interiores
lo más fuerte es cuando ya no queremos o no podemos soñar en algunos laprsos de nuestras vivencias...duro duro hm
cariños

Shibami dijo...

Más que todo, menos que nosotros en el instante que los pensamos...
Un beso amiga :)

Luis de Burg dijo...

mis sueños son parte de mi realidad
porque los escribo todos en mi blog
los guardo para volverlos a encontrar

cuando mi mente esté cansada de soñar
los leeré de nuevo para encontrarlos
sentirlos dentro y quizás morir en paz

Isabel Barceló Chico dijo...

Yo creo que hay un depósito de sueños a donde van todos los soñados: el problema es que no sé dónde está.
Me alegró mucho verte ayer, y verte tan bien. Besos.

Tere dijo...

Que pregunta?!
Creo que se convierten los primeros 10´en un hermoso recuerdo y te preguntas angustiado-¿por que me tuve que despertar?- y otras veces los primeros 20´ en un recuerdo aterrador- y te decis .-fiiuuu!! que suerte que desperte- luego de esto en nada mas que la nada.

Me gusto pasar a leerte.
Un abrazo pá tí!
Tere.

Alex B dijo...

Yo suelo recordar muchos, así que pasan a mi memoria.
Y cuando son bonitos, es una gozada.
Un beso

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa