los primeros rayos

lunes, 23 de enero de 2012

ilustraciónd de James (Lluís Pons)

un poema de Marta Alberca en mi voz




¿Has probado el sabor a madrugada?
Sí, ese que parpadea en el estomago,
cuando recuerdas las caricias regaladas
a tu amante hoy furtivo al descubierto.
La madrugada sabe a café en la misma taza,
suena a cucharillas amarillas,
desparejadas, heredadas de extraños,
que vigilan la sala en marcos de cerezo.
Huele a tu aroma en las arrugas de mi pelo,
en el dorso de mis muñecas,
en el beso tierno sobre la palma de mi mano.
Me sonríes y te comes mis labios,
abro mis muslos y me siento en tu sorpresa,
cierro tus párpados con los míos
para que no veamos terminar estas horas fugaces,
de madriguera...
Y los primeros rayos impregnan las copas
que bebimos ayer,
sin agotar el deseo,
ese licor traicionero,
dueño y señor de nuestras voluntades,
amigo fiel de nuestras añoranzas.
Pero esta mañana la melancolía ,
me esperará fuera,
cuando traspase el umbral de mi casa,
y descanse abrazada a estos tiernos recuerdos.

32 hablaron con Alma:

Juanjo Montoliu dijo...

Precioso, aunque las madrugadas de lunes no saben a eso, por desgracia.

Besos.

Beatriz dijo...

Lo que nos queda de esas madrugadas furtivas son precisamente esos tiernos recuerdos de los olores a piel, a café que se enfría en la despedidas, a roces, a silencios y a la incertidumbre consciente de no saber cuando llegará otra madrugada.

Hermoso poema-
Besos-

Rayuela dijo...

maravilloso poema, y tu voz

besos*

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Precioso. Yo quiero saber decirlo como tú.

Neogeminis dijo...

Creo que es a la madrugada el momento en que los olores "se blanquean". Se sienten agradables y reconfortantes o pegajosos y molestos según sea el sentimiento que nos inspiran en ese preciso momento de duermevela, donde el inconsciente se halla sin filtros.


Un abrazo.

techocolatecafe dijo...

Ý qué bello crear madrugadas a cualquier hora...

Rossina dijo...

me encantó, Alma. Tu voz, el poema y el comentario de Beatriz. Un abrazo!

cheshire55 dijo...

Hola, ola nocturna...
Fijate que horas, y he escuchado tu poema y me he sentido más frágil al no sentir al menos hoy esa sensación tan plena.
Bello como nos tienes acostumbrados
Te deja un beso
el
Aire

Raúl dijo...

Lo que he probado ya es a leerte en papel. Y oye, sabe fantástico.

Luis de Burg dijo...

estas letras duelen desde en comienzo y no dejan de doler hasta el final, desgarran el alma, consuela el corazón, golpean los huesos, abrazan el llanto, susurran al dolor, es como una canción que aunque no lo hayas escuchado nunca, tu alma lo sabe de memoria y lo canta contigo al leer cada línea, cada estrofa

mientrasleo dijo...

Verdaderamente hermoso, llevo un rato leyendo y desbordas sentimientos.
Una maravilla de sitio
Un beso

Marta Alberca dijo...

Me siento halagada por los comentarios a mi poema,Gracias por tan bellas palabras,el comentario de Beatriz me acerca esos tiernos recuerdos siete años atrás. Marta Alberca

Belén dijo...

Qué bueno... la verdad es que reconozco que no soy mucho de poesía... pero me gusta cuando me lo dices tu...

Besicos

Marta Alberca dijo...

Me siento halagada por los comentarios a mi poema,Gracias por tan bellas palabras,el comentario de Beatriz me acerca esos tiernos recuerdos siete años atrás. Marta Alberca

abril en paris dijo...

Abrazarse a los recuerdos...y leer de nuevo el poema.
¡Me ha encantado el dibujo tanto como esos versos! :-)

MucipA dijo...

Por aquí paso a probar el sabor a madrugada...

Me ha encantado: "las arrugas de tu pelo"... Y cómo dices: "ese licor traicionero...". La verdad es que el licor a veces ayuda a cumplir nuestra voluntad, como tú dices, aunque luego nos quede la melancolía, pero es una melancolía dulce.

Ángel Iván dijo...

A mi que me gusta madrugar algunos olores e impresiones se me han venido a la cabeza o por lo menos a mi imaginación.
Un beso enorme.

virgi dijo...

El poema es delicioso, tan cercano.
En tu voz adquiere otros matices, incluso más sensuales.
Un beso

liver dijo...

Arañando madrugadas, así nos pillan muchas veces los primeros rayos de sol.
Precioso.

Un beso

Una pajarita dijo...

Depende de las madrugadas.
Si son para ir a trabajar suelen oler peor que si se puede alargar la madrugada hasta las 12.
Si es en compañía, huelen a eso, a deseo de alargarlas.
Aquí lo que huele bien es tu voz, como siempre.
Da igual que sea madrugadora o nocturna.
:D


Un besito

El peletero dijo...

Amantes, furtivos y licores traicioneros, añoranzas y melancolía, horas de madriguera, madrugadas y deseo. Recuerdos.

Juan Herrezuelo dijo...

De como la madrugada puede mecerse en una ternura minuciosa, de sabor y aroma inagotables en los versos de Marta, una ternura comiendo (a besos) en la palma de la mano.

Alex B dijo...

Tan bonitos versos, duelen de envidia sana.
Ya tienen alma, pero Alma la hace aún mayor.
un beso.

Alonzo Junot dijo...

La madrugada; espacio entre muerte y nacimiento de las horas del día.

Me acuesto en tu cama de versos y me cubro en las sábanas de tu alegoría.

Isabel Barceló Chico dijo...

No sé bien a qué sabe la madrugada, porque es preciso que se trate de una concreta, una realmente inolvidable. Pero sin duda debe saber muy parecido a tus versos, que son fuego y miel a la vez. Sencillamente preciosos. Un abrazo.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Muy bonito, como siempre.

Saludos.

mabel casas dijo...

hola alma!! primera vez que mis sistemas de red se conjugaron para oir un poema en tu voz
mucho gusto amiga!
ahora se siente sin fronteras lo escrito...
gracias por dar a conocer a la poeta

nunca mejor dicho , eso que se huele en las madrugadas de salidas furtivas o visitas ídem
cariños

MTeresa dijo...

Precioso
me ha llegado al corazón,
me ha conmovido tu voz

Isabel Barceló Chico dijo...

¡Despierta, alma...! Besos.

Blanca dijo...

Yo me he quedado abrazada a ese alma desde hace tiempo. La voz la tengo presente siempre.

Una delicia todo..

Besos!

Noris Capin dijo...

Alma, tu blog es encantador,siempre paso y leo tus entradas, pero no creo te lo he dicho.
Ahora te lo digo: ME ENCANTA TU BLOG!
Saludos desde USA.

Luis de Burg dijo...

dónde estás? este mundo también te necesita...

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa