paradoja posmoderna en mi moderna ciudad

viernes, 19 de septiembre de 2008







escena primera.-

estoy sentada en un bar tomando un café, se me acerca una mujer de manos manchadas, extiende una, en la otra un cartón mal escrito dice: quiero comer


escena segunda.-

junto a mi mesa, un mueble urbano en donde un colorido y luminoso cártel dice: adelgaza rápido sin pasar hambre


epílogo.-

Vaguedad de consonancias
se entremezclan en los sonidos cotidianos
incertidumbre urbana acecha en los rincones.
En algún zaguán la miseria es una mujer gorda,
cubierta de harapos que mecaniza mano extendida
y boca exhibidora de un solo diente.
Paradoja posmoderna, veredas con smog
y un cartel recomendando volver a lo natural
comiendo tal yogur de moda.
Jorge Medina



© 2008 Alma

19 hablaron con Alma:

Raúl dijo...

Hoy te ha salido una entrada soberbia. Impactante y soberbia.

Juan 43 dijo...

Paradojas contínuas.
De rabiosa actualidad. Leo que 923 millones de personas pasan hambre en el mundo.
Hace años que aprendí a leer sin que se me revuelva el estómago. Es lo que tiene Europa. Que somos "fuertes" hasta para aguantar las injusticias a la hora de comer y televisadas en prime-time.

Besos sociales.
Y gracias por todos tus avisos y similitudes. Y por más cosas.
Te beso reina.

¡ Salud !

Penélope dijo...

Maravillosa entrada, Alma.
Y en realidad estás hablando de lo cotidiano, de lo que vemos toooodos los días de una u otra manera.
Yo tengo mi manía a una cosa que también es una paradoja. Esos programas matinales. Cuando en ellos se habla de tendencias, de lo que tenemos que llevar, de cómo hay que maquillarse la próxima temporada, de que si hay que tirar los zapatos de puntas porque este año se llevarán chatos, del protocolo para un coctail, una boda, etcetcete....
Y la paradoja es: quién ve eso? Pues la mayoría son personas que no llegan a fin de mes, que hace siglos no se compran ropa nueva y que probablemente jamás asistan a un coctail fashion, ni puedan viajar, ni redecorar su hogar en el cutreinglés.
Eso siempre siempre me ha dado noséqué...

Un beso


P

P.D. No sé si podré dormir con ese caballo de mármol....pero lo intento. Ayyy, siempre me llevas cosas bonitas, cosas adecuadas. Eres un sol :)

Maduixeta dijo...

Uff... Increíble, me ha dejado sin habla. Tremendo...

Joer, muda...

Eres genial, ¿lo sabias? te beso uno a uno los dedillos de los pies, si te huelen mal no te preocupes, culpamos a Thor y ya esta ;)

MUAS!

Anónimo dijo...

Sí, es la vida como diría algún insustancial sobrante de calorías.Buena reflexión Alma, un saludo!

Jesu dijo...

Y seguimos peleándonos por todo, menos luchar por lo importante.

jlg dijo...

Vivimos metidos en un estofado muy turbio, aca en Argentina esas escenas son tan cotidianas que dan miedo.
Morir de hambre por no comer y morir de hambre porque no queres comer,que locura. Que insensta locura.

Cuesta mantener el fuego a veces eh?, pero siempre son bienvenidos, como piezas de rompecabeza que se unen por los espacios que nos quedaron vacios para armar una sola imagen, algun dia espero que asi sea.

Un abrazo Alma!

jlg

La Sombra De Mis Recuerdos dijo...

La paradoja mayor es que todos, todos, seguiremos volviendo la cabeza hacía otro lado y haremos como que no hemos visto a la señora de las manos manchadas. En todo caso miraremos de reojo, eso sí, al colorido cartel.
Un beso-

Juanjo dijo...

Las ciudades modernas destruyen sus antiguas raíces, pero conservan sus viejos problemas, añadiendo nuevos.

Excelente entremés en tres actos.

Besos.

Nikté dijo...

Me gustan esas manos. Yo también tengo hambre.

Allek dijo...

bonitas palabras!
saludos.. un abrazo
y mucha paz-ciencia!

Anónimo dijo...

Pues si, es una paradoja en toda regla si, y dura, muy dura.

un abrazo.

-Jordi-

Єѕтησм dijo...

Buenísimo tu relato de esta paradoja.

Aire dijo...

Hola, ola de mar...
Tú entrada me ha hecho recordar la imagen general de todas esas personas con las que nos cruzamos cada día, a quienes nos da verguenza mirar si no les vamos a dar nada, ni siquiera un café. Y nos vamos acostumbrando tanto, que a veces ya ni les ves..Así de triste es nuestro entorno, y nuestra egoísta mirada.
Un beso
Aire

jlg dijo...

Me baje tu poema y lo meti en mi MP3, hoy anduve por la ciudad escuhándote, es genial que la tecnología también tenga ese lado de acercar a todos no?, maravilloso!

jlg

Mr. TAS dijo...

el ser humano es multifacético, la sociedad en la que habita no podía ser de otro modo.

Ahora soy Luz... dijo...

Y mientras en occidente hay personas que se suicidan de hambre, otra parte del mundo no puede elegir otra cosa que simplemente morirse...

Te abrazo
P.D. Pero qué bonita está tu casa! Ya tenía ganas de hacer parada aquí.

- YOGUR - dijo...

Los seres humanos estamos medio locos...

Menos mal que aún queda un poco de cordura entre tanta sinrazón...

BesOs a montones :)

Gó dijo...

Muy real y esuoenda la entrada que hiciste.
Y esa es la paradoja ,amiguca.Qué somos?En que nos estamos convirtiendo?
ELLOS,nos atiborran de marcas,compras compulsivas,modelos de cuerpos 10 y te paas a pensar y te dices:"Es increible,esto no es así,esto no me gusta,lo odio¡¡¡MIentras haya una sola persona que no se pueda sentar a una mesa a comer un trozo de pan,la desigualdad y la vergüenza,está viva.
Besucos y gracias.Es una entrada dgna de ser publicada en grande.

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa