sabor a madrugada

sábado, 1 de noviembre de 2008





¿Has probado el sabor a madrugada?
Sí, ese que parpadea en el estomago,
cuando recuerdas las caricias regaladas
a tu amante hoy furtivo al descubierto.
La madrugada sabe a café en la misma taza,
suena a cucharillas amarillas,
desparejadas, heredadas de extraños,
que vigilan la sala en marcos de cerezo…..
Marta Alberca





mi madrugada sabe
a lluvia en la almohada
a perezosa prisa
a edredón chocolate
mi madrugada suena

a café solo
a voces en la radio
a esperanza naranja






© 2008 Alma

11 hablaron con Alma:

Penélope dijo...

Mi madrugada sabe
a una ya vieja imagen
a estreno de un suspiro
y a eterna interrogante
Mi madrugada suena
a martillo en la sien
a mantra malherido
a quejido en mi piel


Pero ahora sabe a Alma


Un besito

P

dijo...

Suena tu madrugada a sueños rotos¡

Mi madrugada suena a :"otra vez el fantasma de la ansiedad".....a supervivencia.
Besucos y gracias por tus palabras

Jesu dijo...

Disfruto más los atardeceres que las mañanas y como buen vampiro aún más las noches. Sin embargo, ésos días en que todo parece oscuro y no vislumbras luz alguna ni salida a miles de túneles, esos días mis madrugadas son el alivio de todos los alivios, la respuesta a todas mis preguntas y cuando asoma el primer rayito de sol siento que el paraíso viene a mí, por un rato.

Nunca hubo noche sin mañana.

jlg dijo...

a mi me saben a te, ahora me saben un pcoo a ella, inclusive cuando no esta por razones de trabajo, pero es un peso en las piernas de mis gatos durmiendo, o el trajinar del ir al trabajo de madrugada, me gustaria que me sepan aa tranquilidad pero todavia no lo he logrado del todo.

No te preocupes Alma que seguire pasando por aqui como de costumbre.

Abrazos!

jlg

Raúl dijo...

Algunas madrugadas, sólo saben a insomnio; siendo éste el que suena a mil posibles cosas.

Liver dijo...

Pues las mias juegan a alborotarme los sueños muchas veces..., me los cambian de lugar y me vuelvo loca buscandolos con los ojos abiertos de par en par... y hay días que así voy, que así me caigo...

Saber... saben a silencios... y a paz..

Besosssssssssss

Juanjo dijo...

Mis madrugadas huelen a café recién hecho, y saben a oportunidad recién estrenada, a chupito de vida fresquito de rocío, que después decidiremos si nos bebemos de un trago, lo saboreamos poco a poco, o simplemente, lo arrojamos por la ventana.
Mis madrugadas son siempre una mano tendida al mundo.

Besos.

Aire dijo...

Mi madrugada no quiere despertar,
quiere ser siempre la noche donde me resguardo,
cuando duermo, es como si no estuviera
Y ese estado es tan placentero,
que demasiado me cuesta despertar.
Pero el viento cambia, para despejar
la pereza..
pero es díscolo,
y no tiene horario.

Quizá escriba este poema, en mi casa, me inspiraste, me hiciste pensar en mis madrugadas.
Te molestaría?
Un beso, dos
Aire

Anónimo dijo...

mis madrugadas de hoy dia
son mejores que las de antaño,
veremos lo que duran

un beso, y que tus madrugadas continuen con sabor de esperanza naranja.

-Jordi-

Penélope dijo...

He venido a ver madrugadas.
Sí, es que sabía que habría un catálogo de ellas, jajaja!
Y ya de paso, si me puedes contar el secreto de la receta de la esperanza naranja....Se bebe con el desayuno? Me vendría bien :D
Hoy mi madrugada ha sido bastante fresquita, por no decir helada...


Un besito sabor café, que sé que te gusta.


P

Aire dijo...

Hola,ola de mar..Ya publique mi madrugada,tan distinta a la tuya. Las mías,a partir de mañana serán distintas,abrazo besos y gente querida me esperan. Un beso,cuatro. Aire

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa