principio de incertidumbre

jueves, 30 de abril de 2009



Solo soy dueño de la evidencia de lo incierto.

Francisco Suárez Trenor



ilustración de Rodrigo Crespo






cierto es que después de esta noche amanecerá
que soleará en el café de la mañana
pero no lo es que al despertar estés conmigo
ni si podré dormir, o soñar,
cierto es que acabo de acariciarte
y que estoy desnuda
pero no se si tendré frío o calor
si vomitaré o vendrá el hambre a devorarme
cierto es que arriesgaré mi piel en esta ofrenda
no hay más remedio que la incertidumbre
pero ésta no es tanta en las cicatrices de tu espalda
ni en el sudor de mis ojos




© 2009 Alma

32 hablaron con Alma:

Lala dijo...

Tener la certeza de todo debe ser finalemente aburrido, sin chispa.
Creo que la incertidumbre da ese toque a la vida que necesitamos para la ilusión y la esperanza. Y también para el misterio, que tiene un puntazo!
Sólo sé que no sé nada. Y qué? Con eso basta porque lo mágico está en intentar averiguarlo.
:D

Estás que te sales, y eso es cierto.


Un besito



Lala

Martín dijo...

Cuanta incertidumbre! De lo que no quedan dudas, es la magia que tienen tus versos. Me gustó mucho! Saludos

Aire dijo...

Aceptar la incertidumbre en algunas circunstancias y así, disfrutar del momento, requiere un alto nivel de valentía e inteligenia emocional..
En mi caso, creo que como Nietzsche, estoy demasiado cerca de mi, aún así, es posible que pudiera llegarme, si al menos pudiera imaginar la mirada de otro, me llevara de la mano, al menos hasta la entrada.
Precioso tu poema, una forma precisa y hermosa de narrar cierto estado.
Un beso, del Aire

Sinuosa dijo...

Para mí la incertidumbre es primahermana de la Esperanza. ¿Qué sería de la vida sin incertidumbre? Menudo aburrimiento, ¿no?
;)

Josep dijo...

Habiendo presente, ¿porqué preocuparse por el futuro?
En el futuro depositamos muchas veces más que nuestras esperanzas, nuestros miedos.
No soy muy amante de la poesía, pero esta me ha encantado, al igual que la ilustración de cabecera.

Salutacions.

Adolfo Payés dijo...

Ni en el sudor de tus ojos..

hermoso

saludos fraternos
un abrazo

Neogeminis dijo...

La vida es una delicada composición hecha de "posibles", "probables", "improbables" e "imposibles", cada quien sabrá qué cosas anota en cada lista. Ojalá la tuya esté muy abierta a las posibilidades.

saludos muy certeros!

isis de la noche dijo...

Guao...

pues yo pondría estas magníficas palabras, sobre el "principio de incertidumbre", como 'ejemplo de sensibilidad'...

Que hermosa nostalgia me ha acariciado el alma a través de tus letras... letras llenas de poesía y fuerza.. de cielo y tierra...

me ha encatado leerte hoy!!!!

besos ;)

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

A ese canario le dirîa, porque solemos jugar, con las citas, los insomniacos, "lo incierto, es el dueño de la evidencia".

Todo lo cierto està de incertidumbres lleno, y la incertidumbre, nos colma de certezas.

Me quedo con el sudor de tus ojos, y
las cicatrices de su espalda.

Dejaste plasmada una ventana abierta, en la imagen de Crespo, y dejaste entrar la incertidumbre.
Siempre hay un remedio, en los sueños...

Un beso, por los versos.

Marta dijo...

Pienso que nunca existe la certeza de nada en la vida y que todo no es mas que un leve instante entre lo que hemos vivido y lo que nos queda por vivir.

Aferrarse a los momentos sin mas tiempo que el que se escurre entre los dedos cuando nos perdemos en la curva de una espalda.

Petonet

Jesus Dominguez dijo...

Un poema muy bueno.

Un saludo

Jesús Domínguez

Єѕтnoм dijo...

Maravillosos versos.
Besos.

Gó dijo...

Alma,la incetidumbre es el espacio entre tomar una decisión y no hacerlo.Es así que hay algo cierto?seguro?
Caminemos,pues y en ese camino,si elegimos bien,estupendo,si elegimos mal,debemos también saber amar lo que decidimos.
Besucos y gracias,muchas gracias

P.D.
Tus banners me encamtan y me dan envidiuca.NO sé hacerlos,por mucho que miré en Google.Te felicito¡¡

Raúl dijo...

Jode, lo sé, pero al mismo tiempo no deja de tener un punto de esperanza toda incertidumbre.

Amaia dijo...

Tanto querer saber más que se nos pasa el instante mágico del ahora, y esa debe de ser precisamente la clave,el estar ahora en cuerpo y Alma?

Un beso!

i e s u dijo...

Sí, la incertidumbre es lo único real. La duda, el principio de todo conocimiento. Es todo azar. Tal vez hoy, tal vez mañana, tal vez siempre, tal vez nunca. Una oración eterna pero finita.

moreiras dijo...

Estimada Alma: gracias por tu visita y tus palabras. Por ella he descubierto tu blog, y bueno... me ha encantado. (es genial la descripción de tu nombre). Un saludo

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

No querîa, y vuelvo, por el banner.
Ella, pura esencia, él pura transparencia. Como me lo cambies esta vez.. no sé,...ni qué te hago. (sonrîo).
Beso y gracias por tal imagen, para tal incertidumbre...

cacho de pan dijo...

Acabo de darme cuenta que tu nombre deber ser Josefa, como el de mi madre.
Es verdad?
Leyéndote, como siempre. Un abrazo

1mati dijo...

(que incertidumbre... no se que decir..)
precioso, alma, es muy lindo.
un besazo

Jordi dijo...

arriésgate arriésgate. No parece mala la combinación de cicatrices y sudor...

un beso.

Manuel dijo...

Es la sal de la vida...

Marisol dijo...

No hay seguridad en la entrega, pero si ponemos lo mejor de nosotros mismos en ella, no hay de qué arrepentirse.
Me perdí en tus letras. Como simpre, un tremendo gusto leerte.

Nikté dijo...

Y ahora te vengo con una pregunta...¿Qué más da? ¿Acaso lo verdaderamente importante es lo que ocurre en ese preciso momento?

¡Vaya, han sido dos!

Últimamente me ronda algo por esta cabecita y es precisamente algo relacionado con las delicias turcas.

Quiero comerme una caja entera.

A ti, te saboreo.

Liver dijo...

Y que sería de nosotros sin esas incertidumbres, que lo mismo nos llenan de congoja que nos sorprenden gratamente...

Como en este caso al venir a leerte...
Besos

p.d. me encanta la imagen de la chica y el violin o lo que fuera...

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Tal y como está el paño (mi constante oda al kleenex) y que mientras tecleo este comentario para mi amiga del ALMA, está retumbando en mi corazón y en los auriculares la banda sonora de Modigliani (que te la recomiendo, de verdad), no puedo detener un par de lágrimas.
Estoy un pelín sensible últimamente, querida mía, tan seguro como que el amanecer volverá a mi ventana tras este tétrico anochecer... y aunque merezca la pena el arriesgarse a morir en una batalla de caricias inciertas, me aferro a ese lado de la cama que siempre (o casi) está vacío.
Ésa es mi única certeza... la que marca el principio de este mundo de incertidumbres.

Mil besazos

bARE-eYED sUN dijo...

pues fijese que no entendi nada :-(

pero no espor udsted, si no que soy obtuso. me gusto la frase sobre el sudor de los ojos. :-)

tambien me gusto el metro con su va y ven, y cierto ritmo interno.

pero si embargo, ni el lenguaje, ni la inteligencia me hizo entender algo sobre lo que comentan otros lectores.

la falta es mia. de todos modos, gracias por compartir. :-)
.
..
.ero..
.

manuespada dijo...

A veces deberíamos devorarnos, sin más, como los caníbales. Saludos antropófagos.

Wuigi dijo...

Y a veces todos queremos devorarnos unos al otro. Siempre devorarnos. Esa hambruna que deshace las palabras en meros signos confusos. Buen poema.

Saludos.

-L

http://diariomalnacido.blogspot.com
http://orgasmo-agridulce.blogspot.com

Amortiguaciones. dijo...

La mismisima esencia de la aventura es la incertidumbre como expresa Oscar Wilde. Y continúa: Si alguna vez me caso, intentaré, desde luego, olvidarlo.

Me gustan tu prosa y tu poesía, MUCHO. Bella es tu forma de escribir y no por bella menos oscura. AL contrario, al leerte me entrego a las garras de un águila que antes de despedazarme, me permitirá visualizar en las alturas, paisajes soñados.
Decime loco pero otra sensación que tengo al entrar a tu blog, es la de entrar en una cueva fresca con mucho verde y el sonido de gotas que caen en un lago oculto en la profundidad, un sitio en donde intuyo castillos naturales fabulosos a medida que desciendo.

Juanjo dijo...

Cierto es, sin embargo, que lo has bordado con el poema. A buen seguro que el bueno de Heisenberg, de haberlo sabido, lo hubiera incluido como corolario de su principio, pues es imposible conocer al mismo tiempo la velocidad y posición de una partícula, pero los surcos en la espalda, surcos son.

Besos.

Eusebia Florestán dijo...

MARAVILLOSO. Gracias
Saludos, E.F.

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa