mi nombre es Vivien

martes, 5 de mayo de 2009



Estoy sola en la blanca, blanquísima habitación. Acaban de administrarme el electro-shock habitual aunque esta vez parece que no me ha atontado tanto y sigo parcialmente lúcida. Hasta no hace mucho, siempre achacaban mis caóticos y descontrolados cambios de humor a mi trabajo en el cine, pero yo siempre les decía a todos “Nunca digan que soy una estrella de cine. Soy una actriz y detesto el cine”. Ojalá hubieran detectado mi neurosis, me hubieran tratado y no hubiéramos llegado a este extremo. Me siento como mi personaje de Blanche Dubois, escondiendo tras la locura y la vulnerabilidad mi miedo a la muerte, y buscando en otros hombres lo que Laurence ya no me ofrece aunque se que me sigue queriendo. He de recuperarme para poder seguir interpretando, el teatro lo es todo para mi, no se vivir sin él. Me han ofrecido una película, algo sobre un jovenzuelo enamorado de una mujer madura, sobre la última primavera de quien se resiste a envejecer, lo haré bien, no se aleja mucho de lo que siento en realidad. Mi nombre es Vivien Leigh y sólo quiero volver a tener ese esplendor que iluminaba el cielo por un instante y que la gente confunde con el talento. Quiero volver a sentirme una actriz entre bambalinas.


**relato totalmente inventado sobre unos hechos totalmente reales**






Vivien Leigh
"La primavera romana de la Sra. Stone"





© 2009 Alma

28 hablaron con Alma:

eva luciérnagas y zarzamora dijo...

Me fascinó siempre Vivien L., mujer completa, actriz por todos los poros, teatro puro, engendro de Ofelia. « No se es actor sin pisar las tablas”, me dijo el loco de Lindsay Kemp y me lo reiteró otro loco, el Boadella, y otro loco, Pepe Triana, y otro loco amante del cine, Guillermo C.I. Todos ellos sufrieron electro-shocks, como Vivien. Todos ellos, y todo mi universo está rodeado de locos que son como ella, seres imperfectos, retorcidos, neuróticos,vulnerables,eternamente inmaduros, pero màs lùcidos que todos aquellos cuerdos, cuya insîpida mediocridad me asusta y me asustô siempre. Prefiero todo ese fascinante mundo de bambalinas en el que bien pocos, se atreven a entrar, por miedo a perder pie, y no lograr seguir interpretando, su insípida realidad.
Gracias por rendirle este homenaje, pues es con Garbo, una de mis actrices preferidas.
Un beso.
Tus banners, ya sabes… (sonrîo)
Y ahora, salgo volando. De nuevo, gracias por tan excelente post.(Qué pena que se la llevara la tuberculosis y no la locura, como a Camille Claudel quien también me fascina, por lo mismo) Qué vivan las locas!!!

Pablo dijo...

me has devuelto a mis 17 años cuando lei por primera vez la novela
he sentido un cosquilleo en el alma

Neogeminis dijo...

Es un juego muy interesante el que te has propuesto aquí. Tratar de meterse en el interior de una persona famosa de quien sólo conocemos los personajes que interpretaba no es cosa fácil y a la vez es un desafío cautivante.
Me parece una excusa estupenda para lucirte con estas entradas.

Un abrazo!

Lala dijo...

En esa foto parece Shirley McLain en La fuerza del cariño. Si no dicen que es Vivien L. ni me entero.
Y conozco el nombre porque a mi abuela le gustaba mucho. Yo, ya sabes...me queda un poquito lejos...
Y bueno, ya he leído por ahí que no murió de pura locura, que es lo que he pensado al leerte, sino de tuberculosis.
SEguro que el teatro la reanimaba.

Ay...siento que me queda tanto por ver, aprender, descubrir...


Un besito, artista.



Lala

Amaia dijo...

Supongo que hay determinadas enfermedades que te obligan inexcusablemente a enfrentarte con el miedo,el dolor y la probabilidad de la desaparición.Supongo que requiere también grandes dosis de valor y fe en un momento dado.Y supongo yo que las personas que se enfrentan a este tipo de situaciones no llevan manual de instrucciones bajo el brazo, qué más quisieran.Aunque resulte una obviedad,bello texto Alma.

Un abrazo!

Adolfo Payés dijo...

Es una gusto leerte.
Pues eso que lo eres y claro que lo harás como solo vos lo sabes hacer..
interpretar personajes que nos llevan a ser en esos momentos simplemente otros.


saludos fraternos
un abrazo

isis de la noche dijo...

otro mundo que nos dejas al descubierto, de forma tan sensible y magistral...

Y con respecto a Vivien... Yo creo que nuestras neurosis están siempre al acecho ;) Si perdemos la atención por un momento, nos invaden y esos alter egos que se esconden bajo la máscara de la cordura pueden captar la realidad del personaje y salir al mundo...

¿Y quién está a salvo de todos sus alter egos?? Solo quien logra integrarlos y comprender sus neurosis.. conociéndose a sí mismo.

Al fin y al cabo (se lo digo a Vivien ;)... la vida es una gran obra de teatro ;)

besos!!!

Por cierto!!! ME ENCANTAN TODOS TUS BANNERS... Todos! ;)

Aire dijo...

Perder la luz o no dejarla pasar en otros casos,provoca tanto dolor que a esa mujer más le valdría realmente estar loca.
Un beso.
Aire

Josep dijo...

Qué bonito recuerdo de esa gran actriz nos dejas, Alma.

Y qué mala suerte tuvo al protagonizar Gone..., porque casi todos la recuerdan sólo por ése trabajo de juventud, cuando en su madurez fue espléndida: es lo que tienen las actrices que proceden del teatro, más aun las británicas, naturalmente.

Saludos.

Gó dijo...

Suele oocurrir tantas veces esta situación en las grandes actrices¡¡¡
Su deterioro les provoca sensaciones horribles al ver que ya no brilla su estrella como antes.
Pero más humano de todo esto,lo que más me ha "llamado" es la parte del monólogo en la que dice:"...Ójala hubieran detectado mi neurosis.Me hubieran tratado y no hubiéramos...."Ela escondía el miedo a la muerte tras su locura."Creo que en has entrado en el quiz de la realidad.
Te felicito¡¡
Y no sigas dánndome enevdia de tus banners(Dios¡ qué bonitos son¡¡)
Besucos

Sinuosa dijo...

Me gustó esta frase:

"...ese esplendor que iluminaba el cielo por un instante y que la gente confunde con el talento..."

Ése, ése es el que yo quiero tener, pero que no dure un instante. ¿O me empacharía? ummm...

Mª JOSE. dijo...

SOLAMENTE TU,LA UNICA,ERES CAPAZ DE METERTE EN LA PIEL DE OTRA PERSONA E INTERPRETAR COMO LO HACES.
UN BESO A TU ALMA.MJ

Juanjo dijo...

Me gusta conocer de tu mano esa Vivien Leigh tan distinta de la que elevaba al cielo el puño lleno de la tierra roja de Tara, una Vivien quizá ya en su última primavera.

Besos.

Wuigi dijo...

Su nombre es Vivien
Tu nombre es Alma
Mi nombre es Luis
El primero sufre
El segundo crea
El tercero mira

Algun nombre teniamos que tener y cargar con el peso de este. Buena actriz, buena entrada. Un saludo :)

-L.

http://diariomalnacido.blogspot.com
http://orgasmo-agridulce.blogspot.com

manuespada dijo...

Vivien Leigh, qué grande, y qué mal acabó, ¿no? ¿Por qué todas las grandes acaban mal? Las estrellas deberían hacer como James Dean y morirse en la cresta de la ola.

Marisol dijo...

Un rayo de locura hay que tener para crearse esta idea. ¡Genial, Alma!

Antoñito dijo...

Pues sí, me ha gustado, por lo que más a menudo me pasaré a visitarte. Saludos

Soledad.B dijo...

Es maravilloso la forma que tienes de meterte en un personaje y traducirlo en palabras ,creo que las actrices siempre tienen un lado como el que aqui mencionas, es muy facil estar en la cumbre y con el tiempo y los años sentir que ya no brillas como en los mejores tiempos ,debe de ser muy dificil enfrentarse con esa enfermedad a esas situaciones sin ninguna ayuda.

Un beso.
Soledad.B

braichy dijo...

La inmensa soledad de los que saben que han sido grandes...muy bonito, y muy buena película por cierto.

Elena dijo...

Tan fácil es perderse en el mundo de la psiquis...
(Me encanta tu sección de mi nombre es...)

elninomelon dijo...

Que grande fue ella y que grande eres tu!!
impresionante, como siempre.

Jordi dijo...

Hola Alma, que sepas que me ha gustado mucho tu botellita de vino ; )

Mira que aplicarle electro-shocks, que mala eres... ¿Podrías haberle dado unas pastillitas no? jajaja

un abrazote guapa.

Isabel Romana dijo...

Es un texto precioso. Envejecer bien es todo un arte... Besos.

Joe dijo...

Me gustan muchos tus relatos de actrices en desoren emocional, son muy actrices, casi una necesidad esa disfuncionalidad que las une a todas.
aparte porque a algunas no las conocia en esa faceta-

Abrazo!

jlg

Raúl dijo...

Estas entradas tuyas son una especie de hagiografía para mí. Al fin y al cabo, a veces me da por pensar que si algún día ganara un Oscar, haría como Trueba a la hora de agradecérselo a algún dios; invocaría a Wilder.

Tru"evita" dijo...

Billy Wilder, ojalà..!
Gracias por darle tal oscar. Y la "artista" se va... Bye "Lala" anônima, bye ban/mbalinas...
Plas plas plas y bye bye love...(me encanta esta peli)
Qué os vaya bien a todos.
Y telon y cuenta nueva.
Para mî se cerrô el telôn. Un placer conoceros y gracias por los sarcasmos y los electrochocs.

Eva

I e s u dijo...

Cuando leo algo sobre cambios de humor me asusto un poco, porque yo soy en parte así, aunque me controlo mucho, pero tampoco es bueno autocontrolarse tanto.

Creo que tengo la costumbre sobre tus posts, de imaginarme yo en ellos, o ellos en mí, parezco egocéntrico y no lo soy tanto.

Como verás, estoy en etapa de cavileo, éso ha quedado claro.

Genial la frase que has subrayado, esos momentos únicos lo son todo en la vida.

Besos...

ISIDRO R. AYESTARAN dijo...

Mi querida amiga del ALMA... Vivien es una de mis favoritas, una mujer que no pudo desprenderse de la alargada sombra de Escarlata. Inolvidable en aquellos planos con una imagen decadente sobre el puente de Waterloo, aquel baile mientras se apagaban las velas, aferrándose al deseo en forma de tranvía... y morir de soledad en una primavera romana.
Ella era pura fragilidad a pesar de su identidad como Mrs. Stone.
Hay estrellas del celuloide que siempre permanecerán vivas en mi mente y mi corazón (Marlene, Greta, Bette, Ava... Vivien...)
Nada más acabar este post, he abierto mis viejos álbumes de actrices (te sorprendería lo que tengo por mi buhardilla) y me he emocionado al ver las viejas fotos de la señorita Leigh.

Mil besazos

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa