en perfecto pavlov

martes, 23 de noviembre de 2010










ilustración de Maria Begalli


Mira mis manos, llevo un globo orondo y de un rojo insultante que un mimo del parque, en riguroso plata, me acaba de dar a cambio, y eso si es una novedad, de dos euros perfectamente desgastados por el uso. Estoy incomoda, una mujer derecha con un globo en las manos, orondo y de un rojo insultante que se mueve alegre desafiando al aire, desafiándome. Me siento en el habitual banco para leer, pero libro y globo en las manos son incompatibles. Lo ato con dos nudos perfectamente hechos en el oxidado reposa brazos del banco. Empiezo a leer, pero el alegre movimiento del globo impide mi concentración y obliga mi recuerdo, siete años, ojos enormes, otro parque, otro banco, mi padre atando un globo en el oxidado reposa brazos, explicando paciente, enormemente paciente, la ciencia exacta de hacer un perfecto nudo que repite para que mi atención no se disperse. Y en ese momento, en perfecto pavlov, dos orondas lágrimas se posan en mi alegre sonrisa.


© 2010 pepamas

51 hablaron con Alma:

Marcos Callau dijo...

Los recuerdos y la añoranza hacia un tiepo pasado, fugado entre las manos demasiado temprano. Emocionantes recuerdos en prosa poética.

cheshire55 dijo...

Hola, ola de mar...
No puedo evitar un poco de rechazo ante este tipo de reacciones, tan nuestras. No quiero que nada me recuerde nada, por si acaso lloro un poco o me cambia el semblante.
Che...a alguna psico...le he tenido que decir: que no soy el perro de pavlov!! , que a situación A, no tengo porqué hacer B...
Pero ciertamente, a veces es inevitable
Un beso, del Aire..y gracias por apoyar mi renacimiento...
Al fin y al cabo, yo soy lo que soy, y el asesino, tambien lo sabe y si no lo sabe , su problema....no?

Una pajarita dijo...

El globo no era un globo.
Era una nube roja de memoria que abrió las compuertas.
Y salieron dos globitos para celebrarlo!
:D
Encantador.


Un beso

Joe dijo...

Es decir que cuando vez en un globo rojo se viene la mar de los recuerdos?, menos mal que no hay muchos!

Yo al personaje le pondría "Agostina", pero shhh, que es un secreto y no debería saberlo =D

jlg

Elèna Casero dijo...

Digo que me ha parecido perfecto. Que me ha gustado mucho. Que es lo que tienen los recuerdos. A veces muchos globos rojos para que las lágrimas rueden por las mejillas.


Un beso

liver dijo...

Fijate como y de que forma tan simple y sencilla regresan los años... ya sea por unas botas de agua o por un globo rojo y orondo.

Por cierto me hizo mucha gracia tu respuesta sobre el sr. google, después de investigar un poco los datos descubrí que era él. La imagen que puse corresponde al "complejo" de Google en Mountain... ah!! también me visitan desde la Generalitat no te lo pierdas jajajajajaja.
Besazos

liver dijo...

No se porqué razón ya no me dejan publicar los comentarios con la cuenta de Wordpress.

Rayuela dijo...

me paro en el banco, ato el globo y te aplaudo!bravo! hermoso, perfecto relato!

mil besos*

Rayuela dijo...

volví...para contarte que mi globo era azul...


besito*

Beatriz dijo...

Esa manera imprevista en que regresan y nos sorprenden algunos imágenes tan nuestras, tan entrañables. Enternecedor-
Un abrazo

ÁFRICA dijo...

Cuando aprendemos elaboramos relaciones entre los eventos que ocurren a nuestro alrededor, lo que nos permiten responder de manera más eficiente a éstos. Este proceso, mediante el cual establecemos estas relaciones lo llamamos condicionamiento, que nos permite aprender y recordar. Y tus recuerdos de hoy los has descrito con una sencillez y una poesía magnifica.
Un beso

Marina dijo...

Es una buena historia, bien contada, de forma oronda. Entrañable.
Dos besos orondos en orondas mejillas posados.

E. C. Pedro dijo...

Alma, también yo me sentía el rey del mundo con los globos bien atados a mi manita. Bien podía ser el más chico del grupo, pero con la pitita y la esfera roja a un buen metro sobre el resto de las cabezas, los superaba a todos. Un saludo.

NÓMADA dijo...

A veces no son solo globos. Ocurren en cualquier momento y con cualquier cosa...

ARGOS dijo...

Hoy regreso a ti, aunque tu no lo sepas.

Josep dijo...

Quina història més bonica i ben explicada i escrita i sentida, que només puc seguir així....

Una abraçada.

Javier dijo...

"El globo, un universo infantil.

Sentimientos, inocencia y magia.

El niño lo sujeta con la emoción de quien abre una caja de sorpresas, en la certeza de que en su mano se encuentra el poder inimaginable de la fascinación. Pero en realidad es el globo quien sujetando su mano la mantiene en contacto con la única realidad incuestionable, la inocencia.

El aire escapa.

Esas lágrimas lo confirman."

Belén dijo...

¿Son lágrimas de felicidad o de nostalgia? yo debo ser idiota pero las lágrimas de nostalgia me gustan mucho, porque significa que algo del pasado aún remueve para bien...

Besicos

Manuel dijo...

Estímulo condicionado...

Ángel Iván dijo...

¿Por qué incómoda?
Un fuerte beso muy abrigado, que frío estoy pasando.

stelios dijo...

Nostalgia vivida y lágimas derramadas, infancia de muchas sonrisas.
Un beso

De cenizas dijo...

La memoria adopta formas extrañas para volver... incluso la de un globo.



besos

El peletero dijo...

La moda por definición es extravagante, incluso la toga romana era barroca, nada sencilla, ni tampoco lo fue la hoja de parra, ni el vestido vaporoso, sin mangas, ni la bufanda de lana al cuello de una pobre mujer que con boca abierta y globo en mano, parece recitar algún poema o toser.

Isabel Romana dijo...

El recuerdo de los padres nos conmueve siempre. Y se esconde en los pequeños gestos cotidianos, en ese nudo hecho con perfección que ahora tú misma repites. Bendito globo rojo. Un abrazo muy fuerte.

Miguel Baquero dijo...

Qué precioso texto, amiga, esa forma en que, de pronto, llega el recuerdo, que parecía estar acechando. Precioso

ANRO dijo...

Y cuando las dos lágrimas cayeron sobre el libro, un rayito de sol tropezó con ellas y se formó un breve arcoiris...entonces una suave sonrisa se formó en tus labios. Mientras tanto el globo, que se había desanudado, se perdía como un puntito rojo en el azul del cielo.

Rossina dijo...

ALMA, LINDA FUNCION TENIA EL GLOBO ROJO. RE CONOCERSE, ENCONTRARSE EN LO QUE FUIMOS Y AUN SOMOS.

Marisol dijo...

Indudablemente que hay cosas como el globo rojo que nos hacen pensar en personas, en situaciones vividas. y la nostalgia nos mece en sus brazos.
Recibe muchos saludos.

Andri Alba dijo...

Lo cierto es que está lindo esto que has escrito, me ha gustado leerlo. Gracias por compartirlo.

Un abrazo,

Andri

don vito dijo...

Hola, bella entrada,preciosa reflexión,racias por compartirla, pasa buena tarde, gracias, besos.

iliamehoy dijo...

Asi, atando el cordel al reposa brazos, pudo el recuerdo regresar, explotar con sinuosa calma y resbalar redondo y líquido desde las pulilas al alma.
Una sonrisa

Dante Bertini dijo...

El globo rojo, de Albert Lamorisse
Fue una bella película.
Seguirá siéndolo?
Te abrazo

iesupuntocom dijo...

No encuentro otra forma de vivir, que con un globo en las manos.

:)

abril en paris dijo...

Ayer era un globo, hoy es una carta quizá un pañuelo o el envoltorio de un dulce...un trocito un jirón de piel. Y una lágrima salada enturbia tu mirada.;-)

Juanjo dijo...

Y en la mía, Alma, y en la mía. No sé qué tiene este otoño que trae tantos reencuentros y nos devuelve tantas vivencias.
Llegará el invierno, y pienso que tal vez me venga bien, para entonces, un globo orondo de un rojo insultante.

Besos.

Ricardo Miñana dijo...

Cuando menos lo esperas asolan los recuerdos,
asi es la vida, sienpre es un placer pasar
por tu casa.
que tengas un feliz fin de semana
un abrazo.

Luis dijo...

Alma pero que hermosura de prosa, es tan potente cuando nos conectamos con nuestros recuerdos y en especial cuando en ellos estan los que amamos.
Un abrazo.

Olivia y Manuel dijo...

El puñado de sentimientos
del corazón remarcado por la sonrisa.

Besitos.

Medea dijo...

Un globo rojo que si explota te llena del amor que encierran tus recuerdos, los buenos nos hacen derramar silenciosas lágrimas, los malos con el paso del tiempo nos hacen apretar los puños de rabia. Me ha encantado tu blog, volveré a seguir leyéndote te lo prometo

jordim dijo...

Los recuerdos siempre están afilados....

techocolatecafe dijo...

Mi padre siempre me compraba globos, y pelotas, y recortables, y mariquitas, y sobres sorpresa...para sentarnos en el banco.

mindinmungui dijo...

Precioso Alma, no te digo nada más, bueno sí un abrazo otoñal.

Jesús Garrido dijo...

me gustó, buen detalle el tuyo con él

Francisco Ortiz dijo...

Un objeto que trae recuerdos emotivos, inolvidables, que le lleva a uno a recordar y a estar entre recuerdos también.

merce dijo...

Benditas y orondas lágrimas por ese bello recuerdo.

Un relato tierno breve y certero...!!!


Un abrazo alma

Alex B dijo...

Qué bonito texto.Cómo la nostalgia de un sólo recuerdo nos coje por sorpresa y nos hace sonreir lágrimas.
Un beso.

Gi Hinojosa dijo...

Me gusto muchisimo tu blog, pero no tengo la opcion para seguirte... Diooos.. eso se llama desesperacion por leer algo bueno, realmente bueno como tu blog.. bueno espero estarte hayando para leerte..

Un abrazo, gracias por regalarme tus letras en esta noche.. Me han cambiado el genio...

nuiT.•* dijo...

Pero que hermosas esas orOndas lágrimas que te han regalado un recuerdo tan rOjo como tu corazón! :)

Besos almA!

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Oh my god de nuevo, ohh, yeahhh! Y es que somos lo que nos enseñan, como los obedientes cánidos de Pavlov...y repetimso conductas y comportamientos y recuerdos...Parece que nuestra vida fuese un eterno experimento...
Y otro besito.

virgi dijo...

Mi padre sabía un montón de nudos, nos explicó varios y ya ves, creo que no recuerdo sino un par de ellos. Me has traído un precioso recuerdo.Un abrazo emocionado.

Luciano dijo...

Me gusto mucho, tu texto, Maria Begalli es mi hermana y me trajo recuerdos de cuando la llevaba a la plaza y los globos que le compraba,las ultimas lagrimas me hicieron pensar en tu padre, quizas ya ausente, el nuestro fallecio hace poco.
Dios te guarde.

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa