no hay más espejos

miércoles, 4 de julio de 2012

ilustración de Eric Dinyer


un poema de Luis Recuenco en mi voz







Hoy sé que la verdad no está en esa luz clara,
ni se revela impúdica delante de un entierro,
ni resplandece orgullosa tras un juez triste y dudoso 
ni empaña los espejos de mis muchos hoteles 
cuando me afeito y me miro y sangro entre mis lágrimas. 
Renuncio a esa verdad que de verdad no era 
la que me hirió la vida y humilló mi espalda 
y me hizo hincar una rodilla joven 
en un suelo plagado de espinas de futuro 
y me robó entre llantos un cielo promisorio. 
Hoy he sabido al fin que es una impostora 
que usó siempre las ropas de mis vanos sueños 
y me engañó la vida y me tumbó en el suelo 
donde al morir intuyo su cara tras un velo 
de certezas que adoré y adoro aún, muriendo. 
No hay más espejos ni espuma ni cuchillas 
para quien ya no hay hoteles ni encuentra un cielo.

26 hablaron con Alma:

iliamehoy dijo...

Desgarra y duele esa certeza de la verdad siempre esquiva, huraña, pero irremediablemente adorada.
En tu casa siempre aprendo, pero sobre todo, siento.
Una sonrisa

Juan Herrezuelo dijo...

Ya no es verdad ni la verdad, salvo quizá la que se asoma a los espejos de los hoteles con ese gesto de extravío que se le pone a la soledad ("nadie miente cuando habla de su soledad", decía Monty Clift en De aquí a la eternidad)

abril en paris dijo...

¡Qué desesperación lleva a renunciar a los sueños única patria en la que nos refugiamos todos !

Hermoso y triste poéma..

Un poco de luz para tanta sombra

FJavier dijo...

La verdad se disfraza de coartada emocional para que el hombre pueda seguir mirándose a los ojos en el espejo. Al fin esa imagen que refleja es cambiante como la realidad misma y nada hace suponer que la verdad que la sustenta deba tener una única acepción. Un acontecimiento de características cuánticas, sin duda.

Saludos verdaderos.

Luis de Burg dijo...

adorable texto, lleno de esa impotencia que solemos vivir cada uno de los humanos en este mugroso planeta, cubierto de nostalgia por haber andado por el camino incorrecto y que ya no tenemos fuerzas para enderezarlo ni cambiarlo, manchado de esa inocencia castrada, humillada y violada, donde las huellas de sangre cubren cada rincón de esta vieja casa, enlodado hasta el hartazgo, mutilado por el pesimismo y la melancolía, donde la tristeza nos hunde hasta el cuello en esa depresión que nos va matando de a pocos y no podemos cogernos de nada, donde no sirven los consejos, ni los buenos amigos, ni un prometedor mañana, y el deseo de morir lo tenemos anclado en nuestros huesos, rasgando nuestra carne, succionando nuestra alma....

Marcos Callau dijo...

Qué bueno encontrarse de nuevo con tu voz, Alma. Gracias, además, por darnos a conocer tan excelentes poemas. Besicos.

techocolatecafe dijo...

Un canto a la desesperanza...creo que la verdad está tan cerca de nosotros, tan dentro, y tan duro mirarla a la cara, a veces...

Encantada de volverte a leer

Humberto Dib dijo...

Hola, es la primera vez que vengo hasta tu blog, me gusta lo que escribes, tiene una nostalgia que no siempre se logra en escritos.
Un abrazo.
HD

Manolo B log dijo...

Nunca he sido capaz de soportar la ausencia total de incertidumbre. Por eso no busco, ni pido, la verdad...

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Cuando uno sabe dónde no está la verdad quiere decir que sí sabe dónde está?

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Cuando uno sabe dónde no está la verdad quiere decir que sí sabe dónde está?

cheshire55 dijo...

Hola, ola de mar..
una poesía triste como la contemporaneidad que nos acompaña, o al a q acompañamos. Asumimos como verdad aquello que nos dicen y se adapta a nuestra forma de ver el mundo y nuestras esperanzas, sin preocuparnos por ver más allá. Assí somos, así estamos.
Un beso
del
Aire

Rayuela dijo...

la desolación...

besos*

Luis Recuenco dijo...

Hola, soy el autor del poema. Mi pregunta es :¿por qué hay que interpretarlo en clave de vida, digo con trascendencia en el tiempo? ¿por qué he de estar sufriendo necesariamente como autor? Un poema, sobre todo un poema, es la síntesis de una emoción, casi siempre pasajera, de modo que no hay que buscar trascendencias donde no las hay, y sí emotividad en la brevedad de un instante que mientras dura es eterno.

Un abrazo,
Luis

Noris Marcia dijo...

Bellisimo poema, Alma, y con tu voz revive el mismo en alegria. Un abrazo,

carmenbs dijo...

Pués me ha encantado la síntesis de esa emoción pasajera... estoy totalmente de acuerdo con lo que dice el autor, quizás por eso no intento encontrar una interpretación a muchos poemas.
Besos

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Qué cosas más bonitas nos ofreces siempre. Gracias.

Siesta dijo...

MAG NI FI CO!!
Renuncio a esa verdad que de verdad no era
la que me hirió la vida y humilló mi espalda
y me hizo hincar una rodilla joven
en un suelo plagado de espinas de futuro
y me robó entre llantos un cielo promisorio

ayyy Alma quedé de maravillas!!!
entre tierna,,,
lúgubre,,,
melancolía,,,

eso hace estas letras tan cercanas,,,
que en cada frase haya un poco de cada sentimiento,,,
de cada emoción,,,

un placer,,,

besosos desde mi siesta

MTeresa dijo...

Hay veces en que
uno mismo se miente y se disfraza
para seguir el camino,
un abrazo
y feliz verano

ARGOS dijo...

No más espejos. No... Es duro.
¿Vacaciones blogueras? Avisa cuando regreses, cielo.
Besitos.

Luis de Burg dijo...

hoy simplemente me he vuelto a hundir en mis pesadillas, buscando una salida entre la oscuridad de mi alma, me he tropezado con estas letras que leo nuevamente en tu blog sin actualizar, como esperándome para que me golpee de nuevo, sigo sin encontrar el camino para entender este pesimismo, sigo sin encontrar la cura para esta depresió, sé que es sólo un juego y que la puerta está a pocos metros en la oscuridad, lamentablemente el miedo me dice que no puedo..... y estas letras de algún modo me hunden más, aunque es encantador ahogrse en lágrimas por algo tan tonto, sigo saboreando lo que me regala la vida sin mirarle los dientes, quizás le saque provecho, qué más da.....

Espíritu Destilado dijo...

Hay espejos que no se miran cuando se oye una voz tan dulce como el azúcar que endulza un caramelo a la hora del silencio

Una pajarita dijo...

La verdad es que hace dos meses que no me miro en los espejos blogueros. Pero bueno, al fin te leo y siempre es agradable. Un regalo para las orejas a la vuelta de estas largas vacaciones.
Todavía estoy perezoide...ayy...


Un beso

Rochies dijo...

es bellísimo, Alma. Gracias.

Noris Marcia dijo...

Bellisimo poema, en tu voz, Alma. Siempre es maravilloso pasar por tu voz de alma como si fuese un rio de palabras. Saludos,

Ceciely dijo...

Hola Alma…un poema muy realista…cada uno siente y expresa sus emociones del momento. Cuando nos llega la nostalgia salen estas vivencias y dejan una estela de amargo dulzor. Pues como dice Luis…a lo mejor le saca provecho a estos instantes.

En tu voz, Alma, le das luz a la oscuridad.
un abrazo a la distancia.

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa