la suave piel de la anaconda

miércoles, 2 de mayo de 2012



descubre anacondia


a Raúl Ariza
magnífico escritor
mejor amigo
    








...Y en el fondo del agua magna, 
como el círculo de la tierra, 
está la gigante anaconda cubierta de barros rituales,
devoradora y religiosa...

del poema ALGUNAS BESTIAS de Pablo Neruda


hambrienta de humanas bestias
me sumergí en el agua magna de tu palabra
para ser devorada por tus abrazos de anaconda
amanecí en suave piel
danzarina ondulante
cubierta de barros rituales
presta a morder la manzana
rabiosamente naranja
que has escondido en las páginas de un libro
persistente pecadora soy 
envuelta en la suave piel de la anaconda quedo 


*** presentación del libro en Valencia el 11 de mayo, más información aquí

20 hablaron con Alma:

Juan Herrezuelo dijo...

Ando yo también estos días recorriendo esta suave piel, pecando en el ritual de la lectura reposada, esa manzana de concordias literarias que se muerde mejor en papel que en pantalla (bibliófilo soy, al fin y al cabo). Un abrazo (y otro para Raúl).

Lo Siento por Interrumpir dijo...

Qué maravilla!! Terminaremos todos felizmente estrangulados por la bestia.

Un beso.

El peletero dijo...

La piel de la anaconda es fría, sólo mi mano le da calor.

abril en paris dijo...

Envueltos en la piel serpenteante circulo de pecados veniales o mortales que tampoco importa si de morir de amor se trata...
¡Felicidades a los dos !

dos besos

Blanca dijo...

Ya queda menos para que esa suave piel duerma a mi lado..

Besos!

Marcos Callau dijo...

Un poema estupendo para celebrar ese nuevo libro de Raúl. Estupendo, Alma. Besos.

Una pajarita dijo...

No podía ser menos que le dedicaras uno de tus poemas así, a viva voz :D
Nos envuelve a todos esta piel tuya, y la del bicho también, jejeje.

Besos pa los dos

cheshire55 dijo...

Hola, ola de mar..
Tarde o temprano acariciaré la piel de la Anaconda. Por suerte, las palabras de Raúl permanecerán aún cuando no podamos leerlas.
Un beso
del
Aire

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Unas maletas dignas de envidia, lleva esa gran persona.

Saludos.

carmenbs dijo...

Puedo imaginar el abrazo suave, aunque las serpientes me den yuyu.
Lindo poema leido y escuchado.

Juanjo Montoliu dijo...

Lo cierto es que los anillos de la anaconda te atrapan para siempre. A ver si el viernes, se sigue estrechando el lazo.

Besos, anacondiana.

Noris Marcia dijo...

Bellismo poema que topa todo su esplendor con tu voz, Alma. Me ha encantado.
Un abrazo,

Raúl dijo...

Soy mejor amigo que escritor. Te lo prometo.
Gracias, carinyet.

Luis de Burg dijo...

aún se escucha que ofrecían a la gran anaconda, Dios de las Aguas, sacrificios humanos, se elegía entre las doncellas a la más hermosa, fuerte, sana y pura, quien se volvería esposa del Dios, para que el pueblo tenga una tierra rica en verano y pesca abundante en invierno, así como evitar también la gran inundación.

MTeresa dijo...

¿De ahí el título?
bravo,
muy logrado
y enhorabuena por la
publicación,
un saludo

Rayuela dijo...

bella metáfora de la poesía, que nos devora, que nos devora..

felicidades a ambos
abrazo*

Cris (V/N) dijo...

Mmmmmmmmmm, el tandem es inmejorable, pero eso ya lo sabéis, no?
Petons dolços :)

virgi dijo...

La serpiente que nos traga dulcemente.
Besos

Rosario Raro dijo...

La anaconda en algunas mitologías ocupa el centro de la tierra.
Se aparea en los meses de abril y mayo así que este será para el libro un periodo muy fructífero siguiendo con el paralelismo. Fuera de él, el resto de meses también. Estoy segura, ante tan buena materia es fácil acertarlo.Enhorabuena al autor y a la autora de la anacondiana web.

carmenbs dijo...

Precioso!! a que decir mas.

Publicar un comentario

di lo que quieras, estás en tu casa